imgres

El partido Acción Democrática en el Táchira, según su secretario regional, legislador Miguel Reyes, rechazó lo que considera una “brutal y salvaje represión del gobierno contra los sancristobalenses”.

Dijo que; “perdigones, balas y bombas contra la paz lanza el gobierno del presidente Maduro, quien convoca a una conferencia para el diálogo la reconciliación y la paz y al mismo tiempo, ordena la más brutal y salvaje represión contra los estudiantes y el pueblo que pacífica y constitucionalmente  protestan”.

Según Reyes, el gobierno todos los días produce y reproduce la causa para la lucha, “sobran motivos, existen poderosas razones para la protesta pacífica, cívica y constitucional contra  este gobierno autoritario y calamitoso para el pueblo de Nicolás Maduro”.

—Hoy debemos con profunda indignación responsabilizar al Presidente Maduro, a la ministra de la Defensa Carmen Meléndez, al ministro del Interior Miguel Rodríguez Torres, a la ministra penitenciaria Iris Valera y al gobernador Vielma Mora, por la muerte del estudiante de la Unet, Daniel Eduardo Tinoco y otros tres estudiantes más gravemente heridos de bala, que están recluidos en  centros asistenciales de la ciudad-, resaltó.

Dijo que: “este torpe, inescrupuloso e irresponsable gobierno pretende apagar fuego con gasolina, definitivamente, promueve la violencia, estimula la agresión y el atropello, infiltra y genera confrontación al interior del movimiento estudiantil, en definitiva trata de sembrar una guerra civil en el Táchira y en Venezuela con fines inconfesables”.

—Desde el 5 de marzo, día que el Presidente ordenó profundizar la violencia represiva, promovió una confrontación de pueblo contra pueblo, incitó a sus adeptos a cometer actos ilegales e inconstitucionales, cuando en cadena nacional, arengándolos dijo textualmente: “candelita que se prende candelita que se apaga” e instó a los consejos comunales, los colectivos paramilitares armados y las organizaciones campesinas violentas a disolver las “guarimbas” o barricadas, para colmar de agresiones, persecuciones, detenciones, encarcelamientos, torturas, muertes y toda clase de terrorismo, al pueblo de Venezuela-, resaltó Reyes.

Destacó que: “en ese discurso del 5 de marzo, el presidente en vez de llamarle la atención a la Guardia Nacional Bolivariana, la felicitó por todos los desmanes y agresiones al pueblo,  por todas las arbitrariedades, abusos y torturas practicadas en sus desafueros cometidos en el control del orden público y de la seguridad ciudadana”.

Desde ese día, recrudeció la violencia salvaje gubernamental,  en todo el país.

— En consecuencia, es casi imposible que avance y fructifique la conferencia de paz mientras desde el gobierno se mantenga la política del doble discurso, de andar como dice el dicho “a Dios rogando y con el mazo dando”, de andar insultando, reprimiendo y promoviendo la violencia. No es con violencia, terrorismo de Estado y excitando a la población a una confrontación, como se deben enfrentar los focos de violencia, vengan de donde vengan, estén donde estén, hay formas civilizadas y democráticas para controlar el orden público, eso lo sabemos, pero también sabemos que no hay voluntad política del gobierno para asumirla-, señaló el legislador, dirigente regional de AD. (am)

 

Fuente: Cifrasonlinecomve