El pasado 11 de Diciembre Henry Ramos Allup anunció que “Acción Democrática participará en el debate del estado comunal”. Rescatamos este tema para llamar la atención sobre su importancia prioritaria, cuando está por iniciarse el proceso electoral de alcaldes  y concejales anunciado por  el CNE para el 28 de mayo de este 2013. Esto lo hacemos, para evitar que este debate, profundamente ideológico, se  diluya en medio de la polémica creada como consecuencia del lamentable estado de salud que atraviesa el señor Presidente Hugo Chávez y de la escandalosa decisión del TSJ, que ha ignorado la aplicación de las normas constitucionales que garantizan la preservación de la figura presidencial como rectora del estado de derecho.

Para asumir este debate, estamos obligados a clarificar, en una primera instancia, cuales son las diferencias que existen entre el modelo de municipio socialdemócrata, defendido por Acción Democrática y el modelo de ciudades socialistas, definidas en las leyes del poder popular sobre el estado comunal promovido por este gobierno.

El municipio socialdemócrata,  que busca impulsar el progreso económico y alcanzar el bienestar social en las comunidades locales, se inspira en los  valores universales, característicos de las democracias participativas, pluralistas, representativas y alternativas mas avanzadas del planeta. Estos valores son: el Sufragio universal, directo y secreto, para la elección en primer grado de juntas parroquiales, alcaldes y concejales; la Participación Social, a través de organizaciones comunitarias autónomas, libres y soberanas ; la Autonomía Municipal, para la recaudación e inversión de sus ingresos propios, mediante la elaboración de presupuestos supeditados a los designios de las sociedades locales y; la Descentralización de Competencias del Estado,  para establecer relaciones de subsidiaridad entre el estado nacional, el estado regional, los municipios y las comunidades.

Estos valores, sustentados en principios de inclusión, equidad, igualdad y justicia, e instaurados en el sistema político venezolano por sucesivos gobiernos de Acción Democrática, en el proceso de construcción de la democracia venezolana, en la segunda mitad del siglo XX, fueron reconocidos por los constituyentes de 1999 y  consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, debidamente legitimada por el voto popular, en Diciembre de ese mismo año. Además de ello, por la profundidad revolucionaria de sus significados, llegaron a formar parte de la cultura y los ideales de las nuevas generaciones progresistas, que aspiran modernizar el oficio de la política en nuestro País

Por su parte, el modelo de las ciudades socialistas, que busca establecer el estado comunal, se inspira, por una parte en el modelo comunista de los soviets, que se derrumbó después de la caída del Muro de Berlín y la desaparición de la Unión Soviética y, por la otra, en el modelo decadente del castro-comunismo cubano. En el modelo de ciudades socialistas, se sustituye la democracia participativa, pluralista, representativa y alternativa, por el sistema comunista de partido único, pensamiento único y líder único ;  las elecciones de primer grado, que se efectúan  mediante el sufragio universal, directo y secreto para elegir los gobiernos locales desaparecen y pasan a ser elecciones de segundo y tercer grado para designar los autogobiernos comunales mediante el voto a mano alzadas en asambleas  de voceros de consejos comunales controladas por el gobierno; para la participación social, solamente se reconocen los consejos comunales  que  suscriben el plan socialista, excluyendo a los consejos comunales que no suscriben ese plan; a los municipios autónomos se les vulnera su autonomía, se les invaden sus territorios, se despojan de sus competencias y se les  sustraen sus recursos y; se revierte el proceso de descentralización, para concentrar todo el poder del gobierno en la presidencia de la República.

Este breve análisis de las diferencias existentes entre el municipio socialdemócrata, defendido por Acción Democrática y las ciudades socialistas, promovidas por el régimen de Hugo Chávez, es una contribución para abrir el debate desde la perspectiva local en los vecindarios de nuestra región. En las próximas ediciones volveremos sobre estos temas.

Benito Urrea

Secretario de Asuntos Municipales de AD Aragua