Como palos de ciego, calificó el Secretario General regional de Acción Democrática, los anuncios  para acabar con el contrabando de extracción y con el desabastecimiento de una veintena de productos básicos y elementales para la alimentación del pueblo y de uso diario en los hogares.

Juan Carlos Velazco,  líder del partido blanco en la región, considera que con medidas como las anunciadas , no se resuelven los graves problemas que tienen las familias zulianas para adquirir los productos más importantes de la dieta básica que se encuentran desaparecidos de los anaqueles de los supermercados privados y de los que ha promovido el régimen.

Por el contrario, apuntó, lo que pueden hacer es exacerbar esa lamentable situación que los venezolanos viven y sufren, y el mundo observa, de largas colas, a medio sol y desde las más tempranas horas de la mañana, a las puertas de los expendios de alimentos, para adquirir los productos racionados.

“Han apelado hasta al uso de unas captahuellas y otras medidas que se sumarían al marcaje que le aplican a los ciudadanos que acuden a los mercal o PDVAL, como si fueran unas reses para la venta, acción que es atentatoria contra los más elementales derechos humanos, en la falsa creencia que es la vía para la solución del desabastecimiento generalizado ocasionado por las desastrosas políticas económicas de este Gobierno”, dijo.

El dirigente político, comentó que la inventiva de los revolucionarios, no tiene límites a la hora de buscarle solución equivocada a los innumerables problemas que confrontan los venezolanos, sin distingo de posibilidades económicas.

Agregó que esta caótica situación que ha puesto a los zulianos y a los venezolanos en general  a andar de cabeza sólo podrá ser solucionada con un cambio de políticas hacia los sectores productivos del país, lo cual no se va a lograr con el actual régimen de Maduro que pareciera estar convencido que la ideología comunista es la panacea, y que su mentor político, Hugo Chávez, tenía razón cuando antes de ser Presidente, le prometió a Fidel Castro que llevaría a Venezuela por el mismo mar de la felicidad en que había navegado esa nación

Prensa AD Zulia