Para el alcalde de Porlamar es obvio que “el turista no quiere pasar parte de sus vacaciones en carpas esperado un ferry, como ofrece el Ejecutivo”.

Como una “ofensa al turista y una burla al pueblo margariteño” calificó el alcalde de Porlamar Alfredo Díaz el ofrecimiento hecho por el ministro de Transporte Acuático y Aéreo, Hebert García Plaza, quien anunció que a partir del 24 de julio “la nueva Conferry pondrá a disposición de los usuarios carpas con capacidad para 450 personas, que tendrán aire acondicionado, televisión y espacios especiales para niños a fin de aliviar los tiempos de espera”.

Para Díaz este nuevo anuncio gubernamental se inscribe en lo que denominó “una sostenida e inexplicable campaña del gobierno contra el pueblo trabajador de la isla”.  En el desarrollo de tal campaña, “el gobierno nacional ha deteriorado el atractivo de Margarita como destino turístico al no proteger nuestras playas de la contaminación; al cerrar bingos y casinos; al permitir el incremento de la inseguridad; al impedir la optimización cuantitativa y cualitativa de la oferta hotelera; al no crear las condiciones para que haya la cantidad de vuelos necesarios a la isla, al empeorar como nunca los servicios de Conferry y ahora al dar a la economía de la isla ese golpe bajo que es negar al Puerto Libre las divisas necesarias para las importaciones”.

Explica el dirigente popular que“decirle ahora a los turistas que el gobierno les va a hacer el dudoso favor de meterlos en carpas mientras llega el Ferry en Puerto La Cruz es admitir que los tiempos de espera será tan prolongados que el gobierno habilitó una especie de refugios.  ¿Quién va a querer ir a meter a sus hijos y ancianos en carpas, junto a centenares de desconocidos? ¿Quién va a querer poner a pasar trabajo a su familia, encerrados en carpas viendo obligados al canal 8, mientras esperan un ferry que quien sabe cuándo llegará? Más que ‘ofrecimiento’ estas palabras del ministro constituyen una amenaza al turista, y lo que busca es desestimular su viaje a la Isla”.

Finalizó Alfredo Díaz reiterando que el papel que toca al ciudadano es exigir al gobierno nacional que cumpla la palabra que empeñó hace más de dos años, cuando estatizó Conferry para supuestamente prestar un mejor servicio: “La gente no quiere pasar parte de sus vacaciones en carpas, la gente paga por un servicio de transporte decente y confiable que lo traiga a esta tierra maravillosa que, a pesar del gobierno nacional y regional, tiene aún mucho que ofrecer: la belleza de su isla, el calor de su gente y el valor de unos margariteños que mantienen abiertos sus negocios y comercios para el disfrute del turista”.

Prensa Alcaldía Mariño