Fieles honraron el domingo a la Virgen del Carmen en la procesión del mar, una tradición que se remonta al siglo XIX y que cuenta con el total respaldo del gobierno de Alfredo Díaz, enfocado en preservar las tradiciones religiosas que fortalecen los valores del porlamarense.

Feligreses y el director de la Unidad de Apoyo a los Consejos Comunales, Javier Moy, en representación del alcalde Alfredo Díaz, acompañaron a la Virgen del Carmen en su trayecto por las costas de Mariño hasta Pampatar, en una procesión que partió desde el Mercado Turístico de Pescado y que culminó en La Puntilla, donde Las Guarichas de Punda rindieron tributo a la madre de los pescadores, al son de las diversiones El Carite, El Gallo y Los Punderos.

Al ritmo de la música margariteña y el sonido de los cohetones, el pueblo devoto escoltó la sagrada imagen en procesión por las calles de Porlamar, hasta la Iglesia San Nicolás de Bari, donde la atmósfera festiva dio paso al recogimiento, para dar inicio a los actos litúrgicos, en los que se ensalzaron las virtudes de obediencia, sencillez y humildad de la madre de Dios.

Durante este mes, el gobierno municipal dispuso de una agenda cultural, para enriquecer las festividades, por lo que galeronistas ofrecieron un repertorio musical y mariachis cantaron las mañanitas a Nuestra Señora del Carmen, en una actuación que coincidió con el día sexto de la Novena, realizada la noche del sábado en el mercado de Punda.

A la espera de la solemnidad a realizarse este martes, la comunidad de la parroquia San Nicolás de Bari, nativos y visitantes agradecen el apoyo del alcalde Alfredo Díaz a las festividades, arraigadas en la idiosincrasia del margariteño, quien asume  a la virgen María como Madre de la iglesia y principal intercesora.

Prensa Alcaldía del Municipio Santiago Mariño