Este gobierno ha dispuesto en su andar de más de 1 Billón 800 Mil Millones de Dólares, ha gobernado con los poderes arrodillados a sus intereses, ha utilizado la Constitución Nacional como escudo de su supuesta política social, y así bajo la presión y el chantaje, ha tratado de dominar a un país a sus anchas. Sin embargo, esto no pareciera suficiente para satisfacer la gula de Nicolás Maduro y su desgobierno, ahora cuando están perdidos y entrampados en su propio juego, plantean una Asamblea Nacional Constituyente, para terminar de coser sus ambiciones autócratas y dictatoriales que no están en nuestra Carta Magna vigente.

La desesperación, el miedo y el saber que el 90% de la población rechaza y condena el desgobierno de Maduro y sus atrocidades económicas, jurídicas y sociales, por la vía de la violencia y a la fuerza, pretenden mantenerse en el poder a como de lugar. Es por ello, que arremeten sin piedad y sin razón, contra un pueblo que clama en las calles de nuestro país libertad, cambio y democracia.

En nuestro estado Barinas, han secuestrado a nuestro amigo, dirigente social y diputado regional, Wilmer Azuaje. No obstante, en una acción totalmente ilegítima y extrema, lo capturaron y fue trasladado a la ciudad de Caracas, para arrebarle la inmunidad regional de la que goza, pero su aprehensión se realizó en la entidad. Ahora pretenden sembrarle delitos de instigación pública y terrorismo, para confinarlo a una cárcel y tratar de callar su voz que ha estado activa, acompañando a un pueblo que exige el restablecimiento del hilo constitucional.

Fue trasladado entre gallo a media noche, y hasta ahora no conocemos de su paradero. Wilmer Azuaje no ha cometido ningún delito, porque asistido en su derecho constitucional a la protesta pacífica ha salido a alzar su voz en contra del régimen de Nicolás Maduro, al igual que lo ha hecho el 90% de la población venezolana, que perdió el miedo y aún al riesgo de su propia vida, lideran esta cruzada por la libertad y la democracia.

Maduro pretende aniquilar a las voces de la unidad democrática a nivel nacional. Su gula es tan grande y desmedida que por los caminos oscuros y violentos, pretenden apoderarse de todo el escenario nacional, pero no cuentan que este pueblo se cansó de las chácharas y la violencia, y exigen en las calles de Venezuela, la convocatoria a unas elecciones ya. Nosotros no creemos en Constituyente amañada, creemos y defendemos la actual Constitución Nacional.

Exigimos la liberación inmediata de Wilmer Azuaje y de todos los presos políticos. Por más violencia, por más represión y por más amedrentamiento, nos mantendremos en las calles de Venezuela, hasta que la voz del pueblo sea escuchada y se respete su soberanía.

Andrés Eloy Camejo

Diputado a la Asamblea Nacional

Acción Democrática Barinas

@AndresECE