En horas recientes y en momentos tan álgidos para la estabilidad política y social del país, el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, rodilla en tierra ha jurado su lealtad al gobierno golpista y dictatorial de Nicolás Maduro, dejando así evidenciado su condición de militante del PSUV y enchufado de esta revolución. Pues bien, ha llegado la hora de que el gran componente de la Fuerza Armada Nacional, se pronuncien y digan a Venezuela y el mundo, sí están del lado de la Constitución Nacional y del pueblo, o son cómplices de las actuaciones apátridas de quien hoy está al frente del resguardo de la soberanía y de la patria. Sepan ustedes que el proceder violento y cruel contra una gran mayoría del país que exige en las calles paz y justicia, constituyen delitos de lesa humanidad, y las responsabilidades penales son personales.

Pónganse la mano en el corazón y reflexionen de la manera más sincera, porque ustedes son pueblo, cuyas familias también sienten los embates de esta profunda crisis en la que nos sumergió Nicolás Maduro y su desgobierno. Tienen la oportunidad de ponerse del lado de un pueblo desarmado y de la Constitución, o actuar como perros de la guerra que el régimen ha declarado al 85% de los venezolanos, que protestamos de manera pacífica por el Golpe de Estado dado a la Carta Magna.

El gran componente de la Fuerza Armada Nacional no pueden ser cómplices de las atrocidades que se orquestan desde Miraflores. Ustedes cumpliendo con su deber de resguardo del pueblo y la soberanía nacional, pueden evitar un derramamiento de sangre o un estallido social que a nadie conviene, porque aquí la salida es electoral y pacífica.
Despierten y reaccionen es el momento, cómo pueden tolerar que Nicolás Maduro de poder a las milicias y ofrezca 500 mil fusiles; cuando la Constitución Nacional en su artículo 328 establece cuatro componentes de la FAN. Es decir, Guardia Nacional, Ejército, Armada y la Aviación. No obstante, lo contrario a esto es ilegal y percibe un fin distinto al juramento que hicieron cuando decidieron formar parte del componente militar.

Es sabio y válido recordar y traer a colación el pensamiento de nuestro Libertador Simón Bolívar: “Maldito el soldado que vuelva sus armas contra el pueblo”. No sean ustedes parte de esa estadística de muerte y horror, no sean los perros de la guerra de Nicolás Maduro y de esa cúpula corrupta y apátrida. Venezuela sabrá agradecer su posición irrestricta y apegada a la Constitución Nacional.

Andrés Eloy Camejo
Diputado a la Asamblea Nacional
Acción Democrática Barinas
@AndresECE