El presidente de la Fundación Casa Arturo Uslar Pietri, Antonio Ecarri, condenó la represión que efectivos de seguridad ejercieron ayer contra los manifestantes que marchaban hacia la sede de la Defensoría del Pueblo, en Caracas.

En entrevista para el programa Primera Página, transmitido por Globovisión, Ecarri rechazó el asesinato de un joven de 19 años en el sector Montaña Alta, ubicado en el municipio Carrizal del estado Miranda. “Tenemos que rechazar con toda contundencia el asesinato de este joven venezolano por parte de efectivos de la Guardia Nacional. Evidentemente nosotros nos sumamos a exigir una investigación ya con relación a este gravísimo hecho. Esas situaciones de anarquía hay que atajarlas ya”, sostuvo.

Ecarri envió un mensaje a Tarek William Saab: “¿Cómo es posible señor Defensor del Pueblo que usted permita que exista represión por ir a hablar con usted? En qué país del mundo se reprime por ir a hablar con el defensor del pueblo, pero qué es eso por Dios. Y es que a usted no se le ocurrió ni siquiera nombrar una comisión o usted mismo dirigirse a la manifestación a recibir un papel. ¿Qué le cuesta? Eso marca la conducta de un Defensor del Pueblo que está a espaldas del país”,

Para el presidente de la Casa Uslar Pietri “eso no puede continuar. Usted (Tarek William Saab) sabe cuál es su función constitucional, de supervisión, de vigilancia al Estado venezolano”, acotó.

“Usted no es un ministro más, usted no es un funcionario más del Estado. El Defensor del Pueblo tiene una gran responsabilidad en todo lo que está pasando en Venezuela. Que ayer una manifestación que iba a dirigida a su despacho de manera pacífica y usted no haya tenido ningún tipo de respuesta, haya guardado silencio y además haya permitido esa salvaje represión, pues evidentemente lo hace usted cómplice de las situaciones que están pasando en Venezuela”, sostuvo Ecarri.

Remató diciendo que es importante que la gente haya vuelto a salir a las calles. “Es un país que está buscando desahogo, porque es absolutamente irresponsable que en medio de la peor crisis económica, social, humanitaria (…) es criminal que no hayan elecciones. Cuando los países están en estos niveles de crisis es cuando tiene que haber mayor respeto institucional”, concluyó.