La puesta en marcha de un proyecto pesquero que está “en el olvido” por parte de las actuales autoridades locales, es la principal solicitud de los habitantes del sector Maurica de Barcelona al candidato a la gobernación de Anzoátegui, Antonio Barreto Sira. Aseguraron que el Núcleo de Desarrollo Endógeno lleva más de cuatro años sin “rendir frutos” debido al mal estado en que se encuentran sus instalaciones.

Antonio Barreto Sira, candidato a la gobernación del estado Anzoátegui por la Unidad Democrática, afirmó que es necesario concretar los proyectos e incentivar la cultura de mantenimiento.  “En Cantaura hicimos una obra y la gente lo reconoce. No es solo construir, es hacer infraestructuras de calidad que perduren en el tiempo y ofrezcan a Barcelona, Anzoátegui y a Venezuela excelencia;  trabajo que lograremos con los municipios y sectores”.

El aspirante al Palacio de los Jardines recordó que un grupo de profesionales en la materia trabajan con líderes municipales y vecinales en las carencias de los diferentes sectores del municipio capitalino. Asimismo, explicó que junto a los candidatos a diputados regionales Sergio Padrón y Elías Campos solventarán con mayor prontitud los problemas que tanto les aqueja.

“Tenemos un plan de desarrollo para los anzoatiguenses, es un plan de trabajo que forma parte de una visión de futuro, que forma parte de esa tarea de años escuchando al pueblo, de padeciendo los mismos problemas que todos sufrimos, surge de ese compromiso de vida que nace de esa realidad que nos rodea y que deseamos transformar con esfuerzo y dedicación”, expresó.

Barreto Sira aseveró que así como en Maurica impulsarán otros proyectos pesqueros junto a las comunidades de la costa de Anzoátegui, esto permitirá el crecimiento social del pueblo y ayudará al desarrollo turístico de la región.

Voz vecinal

Gregoria Mejías, habita desde hace 15 años en una improvisada pescadería donde también labora. Con la esperanza reflejada en su rostro, manifestó la necesidad de contar con un gobernador que preste atención a sus necesidades. “Nos dijeron que nos darían empleo, que limpiarían la playa para que la gente viniera, que quitarían la basura y así quedo, en puras promesas. Necesitamos de alguien que de verdad resuelva esto”.

Así como Mejías más de 70 familias esperan la consolidación de la obra que en proyecto tenía prevista la extracción, distribución y venta de pescado a las comunidades barcelonesas, pero a la fecha las autoridades regionales y locales han hecho caso omiso a la situación. Piden además el saneamiento de la playa  en vista de que las aguas servidas desembocan en el balneario generando contaminación.

Prensa Antonio Barreto Sira