Frente a las declaraciones que emitió el Defensor del Pueblo, Tarek Williams Saab, en las cuales enviaba sus condolencias a las familias de los jóvenes asesinados en las jornadas de protestas del 19 de abril, el diputado a la Asamblea Nacional (AN), Antonio Barreto Sira, le recriminó al funcionario del Poder Moral su inacción y desdén.

“No basta con condolencias, Defensoría del Pueblo debe actuar”, con estas palabras el diputado por Acción Democrática (AD) exhortó a Saab a cumplir con sus responsabilidades que le dicta la Constitución Nacional. Sus palabras –agregó- no les dan justicia a los padres de Carlos Moreno, asesinado en San Bernardino en  Caracas, ni a los de Paola Ramírez, asesinada en San Cristóbal del Táchira.

Indicó que la figura del Defensor del Pueblo es para garantizar los derechos constitucionales y humanos de los venezolanos y no para “cubrir con un velo de hipocresía los desmanes del régimen”.

El asambleísta le reprochó al Defensor del Pueblo su posición pro-gubernamental y violatoria de la ética y de la responsabilidad pública.

“Saab ha actuado como el defensor del régimen y como el apañador de las más atroces violaciones de los Derechos Humanos; si hoy calla ante la violencia estatal, si hace silencio ante la represión brutal del Gobierno nacional, si no actúa frente a las torturas que se están cometiendo, entonces Tarek Williams Saab ha vivido una vida de engaños. Habrá fracasado como defensor, fracasará como abogado en Derechos Humanos”, sentenció.

Barreto Sira agregó que los anzoatiguenses conocen muy bien la doble moral y los niveles de descaro del actual encargado del despacho de la Defensoría del Pueblo.

“Dios quiera que Saab pueda abrir los ojos, que abandone su modorra, y empiece a ser su trabajo. Porque mientras pase más tiempo, serán más los jóvenes asesinados, los presos políticos encarcelados, las torturas realizadas en los sótanos de los cuerpos de represión del Estado”, subrayó.

Movilización apoteósica

Barreto Sira calificó como “apoteósicas y abrumadoras” más movilizaciones de los factores de la Unidad Democrática en cada una de las regiones del país. “La actividad de Caracas fue contundente, y aquí en Anzoátegui se volvió a demostrar que existe una fuerza democrática incontenible y decidida a cambiar democrática y cívicamente al modelo sociopolítico actual en el país”, señaló.

El parlamentario precisó que la fuerza de la convocatoria de la Unidad hace temblar a un régimen que adopta la violencia como medio de preservación política.