Nicolás Maduro dice que ha triunfado la paz en Venezuela con sus últimas actuaciones al margen de la ley y los excesos de violencia perpetrados contra un pueblo indefenso y desarmado, a quien este gobierno le ha echado a la Guardia Nacional, a la Policía Nacional Bolivariana y a los colectivos violentos para silenciar la voz del reclamo y la protesta cívica y pacífica.

Pues yo le digo a este “Pobre Pinocho”, que no puede haber paz sin justicia, sin respeto a la Constitución Nacional, a la independencia de poderes. No puede haber paz cuando el 82% de los venezolanos no tienen que comer y muchos de ellos mueren de hambre, cuando más de tres millones de coterráneos comen de la basura. No puede haber paz cuando en nuestros hospitales no hay ni curita y cada día mas gente muere de mengua; no puede haber paz cuando mensualmente ingresan a la Morgue de Bello Monte 500 cadáveres producto del crímen y la violencia sin estar en guerra. No puede haber paz donde no se respeta el derecho a la protesta y los colectivos malandros al servicio del régimen, salen a ajusticiar a un pueblo que exige cambio.

No puede haber paz con presos políticos, no puede haber paz con exiliados políticos y no puede haber paz con muchachos y muchachas que se alejan de sus padres y se van a otros países, a buscar otros horizontes y otras oportunidades que acá en su Venezuela no la encuentran, no la ven y tampoco la olfatean.

Maduro deja la bipolaridad y la hipocresía, todo el país sabe que tu eres sinónimo de guerra, de muerte, de agonía, de maldad, de violencia, de corrupción, de podredumbre y por eso te quedaste sólo y sin pueblo, en un monólogo que ni tu mismo entiendes, porque ese guión te lo escriben los colosos que se hacen llamar socialistas y bajo la promesa del supuesto acompañamiento político de la región, desangraron al país porque todos son caimanes del mismo charco.

No obstante, Nicolás Maduro, deja de hablar tantas pendejadas y dedícate a hacer algo positivo en lo que ya te resta de gobierno y tengas una salida menos deshonrosa. Vamos a que se establezca de una vez por todas un calendario electoral; pues bien, los gobernadores tienen su período vencido, vamos a que se convoquen esas elecciones para que los habitantes de los 23 estados acudan a las urnas electorales para elegir a sus legítimos gobernadores, tal cual se hizo el domingo 16 de diciembre de aquel año 2012, donde ya ejercías tu la encargaduria de la Presidencia de la República y el titular de la misma se preparaba en tierra ajena para su marcha eterna. En esa fecha ustedes ganaron 20 gobernaciones y la MUD tan solo: Amazonas, Lara y Miranda, pero ahora ustedes andan con las piernas gelatinizadas y atolondrados porque saben que no ganaran ni una sola gobernación.

Maduro, si realmente quieres paz, tan solo tienes un camino, el cual no es otro que comencemos con el cronograma electoral: ya pero ya, las elecciones regionales, luego las que correspondan para elegir Alcaldes y las presidenciales. No sigan obstruyendo salidas electorales, cuidado con una implosión social no inducida, mucho cuidado Maduro con esa paz de la que estás hablando y bien sabes que en el País no hay PAZ, sino una guerra a muerte declarada por tu nefasto gobierno a un pueblo desvalido e indefenso, cuya única arma es su dignidad y la abundante razón que le asiste para seguir en el combate hasta sacarte de Miraflores por la vía democrática, electoral y constitucional.

Bernabé Gutiérrez

Secretario Nacional de Organización

Acción Democrática

@adbernabe