rojasperezm_1348068141_59

Doctora Ramírez, el pasado viernes 7 de marzo, me dirigí, en mi condición de concejal del municipio Chacao del estado Miranda, junto a mis colegas concejales, al Despacho de la Defensora del Pueblo para el Área Metropolitana de Caracas, para denunciar las actuaciones arbitrarias y grotescas de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional contra vecinos del municipio Chacao.

Las razones jurídicas de nuestra denuncia se encuentran debidamente explicadas en el escrito que consignamos ante el despacho que usted dirige. Pero no voy a utilizar este espacio para recalcar esos elementos técnicos sino para hablarle del drama humano, del problema social que enmarca nuestra denuncia.

Sabido es que desde hace semanas Venezuela vive una situación muy difícil, con buena parte del pueblo en la calle expresando su inconformidad, su absoluta molestia frente a un gobierno que, consideramos, no ha resuelto los problemas económicos de nuestro pueblo, al que usted, por cierto, está en la obligación de defender. Por eso es el nombre de su cargo. Nosotros creemos que el culpable de la crisis económica que ha generado una desesperante escasez es el Ejecutivo Nacional junto a la desidia institucional de la Asamblea Nacional y la omisión del Poder Judicial. Por ello muchos venezolanos estamos protestando.

Ahora bien, durante esas protestas se han generado refriegas entre los que protestan en la calle y efectivos de la Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana. Buena parte de esos conflictos se han venido viviendo en el municipio Chacao del estado Miranda.

Pues bien, cada vez que se da un enfrentamiento de este tipo, recibimos cientos de denuncias de vecinos del municipio –especialmente de las zonas de El Dorado, Altamira, Los Palos Grandes y el casco de Chacao- quienes nos señalan que bombas lacrimógenas y perdigones entran a los edificios y residencias de esas zonas. Lastimosamente no se debe esto a errores de los funcionarios, ya que diariamente están recibiendo más de veinte bombas por edificios. Sabemos de casos donde bombas lacrimógenas han llegado al piso siete de un edificio, quebrado ventanas de apartamentos, o unos quince de estos artefactos entran a la planta baja de edificios. Hay videos, que estamos dispuestos a entregárselos, donde se ven claramente a funcionarios policiales nacionales volteando a disparar de manera directa contra edificios que se encuentran a los lados de la contienda. Esto sin entrar a hablar de las denuncias de maltratos –y hasta de tortura y tratos inhumanos que, al fin y al cabo vienen a ser casi lo mismo- cuando detienen a estudiantes en las manifestaciones.

Es muy grave que funcionarios han ingresado sin orden de allanamiento a edificios, deteniendo y golpeando a ciudadanos que ni siquiera están en la protesta, lo cual es una clara violación a la propiedad privada.

¿Acaso no hay otras maneras de solucionar la situación? Ciudadana Defensora del Pueblo, los vecinos de Chacao no pueden ser el daño colateral de la acción policial del Estado. Eso es absolutamente injustificable. No lo aceptamos, y de la mano con nuestros vecinos, y en representación de ellos, elevamos nuestra más enérgica protesta.

Son cientos de vecinos ahogados por el humo lacrimógeno, ancianos que no tienen la agilidad para desplazarse y resguardarse, niños ahogados, mujeres embarazadas que tienen que inhalar el excesivo gas represor, familias enteras que han tenido que cambiar su modo de vida porque el Estado solo tiene como acción el disparar a los edificios y excederse con el uso de químicos contra los manifestantes.

Esto ha venido ocurriendo en otras zonas del país. Hablo por mis vecinos, por los que me eligieron para representarlos y defenderlos. Pero le demando que se tomen acciones de la misma manera en todo el país.

Ciudadana Defensora, usted tiene la obligación de poner orden en la situación. No solo le exigimos que investigue sino que, en ejercicio de sus competencias, prohíba a los órganos de represión policial del Estado que disparen contra edificios o ingresen sin orden a los mismos.

Twitter: @rojasperezm

Facebook: rojasperezm