El Comité Ejecutivo Nacional de Acción Democrática fija posición ante los bochornosos y trágicos hechos de violencia acaecidos el 12 de febrero día de la juventud, en Caracas y otras ciudades de la República de Venezuela.

El día de ayer la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela, conjuntamente con el liderazgo estudiantil de las demás universidades públicas y privadas del país, convocaron una manifestación en la ciudad capital de la República haciendo uso legítimo de sus derechos constitucionales, para protestar por la represión ejercida contra estudiantes de otras ciudades del interior y exigiendo la libertad de decenas de dirigentes estudiantiles injustamente detenidos sin un debido proceso que los ampare.

Esta manifestación masiva de estudiantes y pueblo de Caracas se desarrolló, tal como estaba previsto, de manera pacífica, cívica y democrática hasta que en los alrededores de las dependencias de la Fiscalía General de la República, en horas de la tarde, hicieron acto de presencia grupos armados, sin identificación de organismo institucional alguno, pero con toda la apariencia de ser grupos afectos al oficialismo. Estos grupos violentos dispararon contra la manifestación pacífica, dejando un lamentable saldo de dos estudiantes muertos y decenas de jóvenes heridos por armas de fuego. En esos lamentables hechos también perdió la vida un funcionario policial, que según la versión oficial, pertenece, así mismo, a un Colectivo de los que hacen vida en la Parroquia 23 de enero de la ciudad de Caracas, lo que también es un hecho doloroso y lamentable que rechazamos, al igual que el asesinato de  los estudiantes y pedimos una investigación exhaustiva e imparcial para  que se capturen y procesen judicialmente los responsables de estos crímenes de lesa humanidad.

Acción Democrática siempre ha defendido el derecho Constitucional a la protesta cívica y democrática, pero también ha condenado la violencia provenga de donde proviniera, porque el historial de lucha de nuestro partido no deja dudas de nuestro coraje en la resistencia contra cualquier tipo de totalitarismo, de derecha o de izquierda, pero siempre lo hemos ejercido de manera civilizada, rechazando la violencia y el terror hasta en los momentos más duros de las dictaduras que ha sufrido Venezuela.

La sociedad civil venezolana debe continuar protestando en las calles, porque es su derecho y el gobierno no sólo debe respetar sino también proteger esos derechos democráticos y no asumir una conducta, radicalmente opuesta, como hasta ahora, de reprimir a través de los organismos represivos o de grupos paramilitares protegidos por aquellos, tratando de confundir y atemorizar a nuestros compatriotas cuando ejercen sus derechos previstos en la Constitución de la República.

Acción Democrática también condena a aquellos sectores o individualidades que pretendan desvirtuar y sacar indebido provecho subalterno a la protesta estudiantil. En el día de ayer pudimos observar que algunas organizaciones partidistas, haciendo caso omiso a las decisiones adoptadas en el seno de la Mesa de la Unidad Democrática, enarbolaron banderas partidistas en un evento que se había acordado no sólo abstenernos de ello, sino auspiciar un mensaje unitario alrededor de los organismo estudiantiles y de sus justas consignas gremiales y no partidistas. El llamado irresponsables de algunos a una “salida ya” del gobierno de Maduro no es una consigna ni una decisión de la MUD ni de ninguno de sus integrantes, pues hemos planteado seriamente a Venezuela, que tenemos por delante una lucha unitaria, democrática y pacífica para salir de este gobierno, pero únicamente a través de las disposiciones que la Constitución permite utilizar y no mediante ningún atajo al margen del ordenamiento jurídico vigente.

La lucha por la defensa de los derechos humanos de la mayoría del pueblo venezolano debe continuar, las protestas por el alto costo de la vida, contra el desabastecimiento producto de una desacertada política económica que debe ser revisada y rectificada debe seguir, el movimiento estudiantil debe mantenerse en pie de lucha sin permitir que se le utilice de manera oportunista por ninguna parcialidad partidista, oficialista o de oposición, para sacar provecho indebido de sus justas reivindicaciones.

Acción Democrática quiere confirmar su política de acumulación de fuerzas para luchar socialmente al lado de los sectores populares, hoy más castigados que nunca en su economía doméstica por un gobierno sordo a sus peticiones y por sectores reaccionarios que sólo se les acercan en épocas electorales, con demagogia que es rechazada por ellos al saber que no son sus compañeros de lucha permanente.

¡Por la continuidad de la lucha cívica, pacífica y democrática en las calles de toda Venezuela!

¡Por el mantenimiento de la solidaridad, de todos los partidos políticos democráticos de Venezuela con el glorioso movimiento estudiantil liceísta y universitario en sus justas luchas y peticiones reivindicativas.

¡Viva la unidad de la alternativa democrática venezolana! la que lejos de dividirse debe ser ampliada y fortalecida para conseguir la libertad, la democracia y la justicia social en Venezuela.

Por el Comité Ejecutivo Nacional de Acción Democrática

Isabel Carmona de Serra                                                                            Henry Ramos Allup

Presidenta                                                                                                       Secretario General

Bernabé Gutiérrez López

Secretario Nacional de Organización