Los venezolanos en los últimos 54 días de una lucha pacífica y constitucional, hemos sido vícitmas de una brutal represión por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, y de los colectivos armados quienes actúan como brazos ejecutores de la violencia del gobierno. A través de las balas, de lacrimógenas, de metras, de cabillas y de cualquier objeto que las mentes perversas y retorcidas de estos represores consideren, han pretendido someter a un pueblo mediante el horror y el temor, pero esta tesis se les ha revertido, porque cada día son más las voluntades que se suman a esta cruzada por el rescate de la democracia; por la apertura de un canal humanitario, por la convocatoria a elecciones, por la liberación de los presos políticos y por el cese a la violencia.

Lamentablemente en estos días de lucha incesante, hemos perdido más de 53 venezolanos, quienes han sido asesinados de manera vil y cobarde. En su mayoría jóvenes a quienes les han arrebatado la vida con tiros de gracia y ante la mirada de millones de venezolanos. Nuestra patria está de duelo, porque detrás de cada caído, hay una familia, amigos y un pueblo que llora el asesinato de inocentes cuyo único delito es luchar y alzar su voz de protesta por un país en paz y democracia.

Este gobierno no puede pretender a través de la violencia extrema, de una persecución en caliente y del encarcelamiento sin justificación alguna, acallar y acorralar al 90% de este país que hoy exigen justicia y libertad en todas las calles de nuestra Venezuela. Basta, ni un muerto más, somos un país de gente buena en su mayoría que jamás hemos resuelto nuestras diferencias ideológicas a través de la sangre y la violencia, sino a través del voto secreto, directo y universal. Nuestro pueblo quiere decidir los destinos políticos del país a través del sufragio, es nuestro derecho y nada ni nadie por más fuerte que se crea, puede revertir este derecho constitucional.

En estos días de represión extrema el gobierno ha desconocido la inmunidad parlamentaria de nuestros diputados de la unidad; más de 40 han sido atacados y heridos, y nuestro máximo líder y Secretario General Nacional de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, ha sido amedrentado por el Sebin y cuerpos violentos durante sus giras a nivel nacional. Sin embargo, los adecos estamos curtidos de valentía y dignidad y somos del tamaño de los compromisos y siempre vamos hacía ADelante en la defensa de nuestro pueblo.

En nuestro estado Aragua hemos aguantado de manera digna y valiente la arremetida de grupos violentos del gobierno, que se creen los dueños de las calles. De manera masiva les hemos dicho de manera pacífica, que estamos en nuestro derecho constitucional y en nuestro deber histórico de luchar por el rescate de la democracia y del estado de Derecho hoy negados por la revolución.

No es justo ni leal que quienes se dicen llamar los amigos de la juventud, hoy les manden a disparar a matar. No es justo que los grupos paramilitares y parapoliciales y colectivos, valiéndose de la inmunidad política que les brinda el gobierno para atacar y amedrentar contra un pueblo desarmado y pacífico, nos amedrenten y persigan de manera criminal.

Ya basta de atropellos y muertes, se trata de venezolanos a quienes les han arrebatado la vida de manera injusta. La patria hoy nos convoca a luchar por su democracia y estamos dispuestos a seguir en todas las calles de Aragua y Venezuela hasta lograr la libertad de nuestra amada Venezuela. Dios nos proteja y nos bendiga en esta lucha que ya lleva 54 días.

Clever Lara

Secretario de Organización

Acción Democrática Aragua

@cleverlaraad