Hoy, en pleno siglo XXI, vemos en Venezuela como tenemos un retroceso en materia de seguridad. Es lamentable que todo venezolano tenga que andar con una psicosis de que no va a llegar a su hogar con su familia, que el estudiante no va a llegar sano y salvo a su hogar.

Lo antes expuesto es la realidad de nuestro país: innumerables veces la oposición venezolana ha propuesto en diferentes niveles la ley desarme  ante la Asamblea Nacional en diferentes debates, e incluso ha elevado la propuesta ante el Presidente de la República.

En estos tiempos la petición de los venezolanos es una sola: que el gobierno se siente en un diálogo directo con la alternativa democrática para que ambos den solución a los problemas de la Nación;  en especial el de la inseguridad. En un sinfín de oportunidades los gobiernos tanto locales y regionales de la oposición se han puesto a la orden del gobierno nacional para aportar soluciones a este flagelo que padecemos  los venezolanos sin distingo de colores políticos.

Lo cierto es que el gobierno no debe hacerse de la vista gorda ante este problema y mucho menos achacar el mismo a los gobiernos de la Cuarta Republica, ya que este es un mal que ha hecho de las suyas impunemente durante  14 años de gobierno del PSUV.

Es por eso que hoy desde el partido Acción Democrática, siempre preocupados por los problemas que aquejan a los venezolanos, hacemos esta serie de propuestas al gobierno nacional y muy en particular al gobierno regional del estado Yaracuy:

1) Aplicar el desarme de la población civil y el retiro de las armas ilegales circulantes en el país, tomando en cuenta la ley desarme propuesta por la fracción de la mesa la unidad ante la Asamblea Nacional.

2) Dignificar la calidad de vida del policía: es fundamental tener cuerpos de seguridad en los que los funcionarios policiales se preocupen más por prevenir o actuar, en vez de estar pendientes de ver de dónde sacarán el dinero para darle de comer a sus hijos porque el sueldo no les alcanza.

3) Impulsar una política nacional en materia de seguridad: que sirva como punto de encuentro desde el ciudadano, pasando por nuestros alcaldes y gobernadores.

4) El uso de una buena tecnología por partes de nuestros organismos de seguridad, y que empiecen a coordinar esfuerzos gobiernos regionales municipales e incluso los Consejos Comunales, que entre todos los miembros de la sociedad yaracuyana se pongan a trabajar para diseñar un plan de cómo prevenir el delito.

5) Es propicio considerar la proposición hecha por el diputado a la AN por AD, Manuel Roman, que propone el canje de armas por una computadora o algún incentivo económico.

6) Que en los alrededores de nuestras escuelas, universidades, liceos tengamos mayor presencia de efectivos policiales, ya que nuestros jóvenes (el futuro de nuestra nación) son los más afectados por el flagelo de la inseguridad

Lo antes señalado es un aporte del partido Acción Democrática, mediante su dirección juvenil y en esta vocería para la solución del problema de la inseguridad.

¡Por una Venezuela libre y de los venezolanos!

Miguel Eduardo Ugas

Dirigente Juvenil de AD Yaracuy