El Jefe de la Fracción Parlamentaria de Acción Democrática en la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, consignó en la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas la documentación que respalda la solicitud de intermediación en el caso de los prisioneros y exiliados venezolanos.

Esta petición fue entregada en Ginebra a Claudia Gerez, oficial de Derechos Humanos para América, en virtud de la alteración en la agenda prevista para la audiencia previamente concedida para este lunes 11, ante el hecho sobrevenido de la desaparición física del Presidente de la República, Hugo Chávez.

En compañía del también diputado de la Asamblea Nacional, Oscar Ronderos, Zambrano explicó que esta solicitud obedece a la falta de respuesta oportuna del gobierno nacional en resolución de este problema, a pesar de las gestiones que se han realizado a raíz del llamado a diálogo nacional que formuló el hoy fallecido Presidente de la República, Hugo Chávez, luego de los comicios del 7 de octubre, situación que repitió en diversas oportunidades cuando públicamente trató el tema. “En este sentido, hoy invitamos al Ejecutivo a honrar la memoria del Señor Presidente Hugo Chávez, dando una muestra de cohesión y voluntad política, así como unidad de criterios entre el deber ser y el discurso, utilizando los mecanismos que operen la decisión que represente el deseo del fallecido mandatario”, dijo.

“La intermediación que solicitamos de esta importantísima oficina de la ONU obedece al silencio del Ejecutivo Nacional, representado en el comisionado para este tema por el primer magistrado en su momento, quien ha callado de forma preocupante, luego de llenados los extremos en los niveles que indica la forma, sustentando cada planteamiento de manera amplia con suficiente documentación, hecho público, notorio y comunicacional. El Ejecutivo calló dejándonos sin alternativa”, explicó, agregando que en razón de la protección de los principios fundamentales se acudió a esta instancia internacional con el objeto de motivar al gobierno venezolano. El diputado  agregó que Venezuela es integrante de la ONU y por ello debe atender los argumentos de sus ciudadanos.

“Los pactos suscritos internacionalmente son leyes de la República, y así como recientemente vimos el regocijo de altos voceros del Ejecutivo por la incorporación de nuestro país al Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, esperamos todos el reconocimiento de las garantías a los ciudadanos sin distinción”, dijo.

El parlamentario por el estado Lara, manifestó a Gerez su preocupación por la situación que viven prisioneros y exiliados. Recordó la reciente negativa del juzgado de la causa de otorgarle la medida humanitaria al comisario Iván Simonovis, con lo que se impide el acceso al tratamiento para su grave enfermedad, aún cuando se demostró suficientemente su estado de salud a través de exámenes médicos, como lo exige el Código Orgánico Procesal Penal.

Recordó el también Vicepresidente de AD que la promoción y protección de todos los derechos humanos es el principal objetivo de esta dependencia de la Organización de las Naciones Unidas, de allí la pertinencia de la solicitud que fue respaldada con el proyecto de Ley de Amnistía y Reconciliación Política, la lista de prisioneros y exiliados consignada al gobierno y al resto de los poderes públicos del país, así como el registro de las gestiones que ha adelantado sobre este tema, en la insistencia de la creación de un clima que permita el diálogo entre quienes piensan distinto, partiendo del respeto y del reconocimiento del otro, en función de una nación donde la se imponga la inteligencia política.

Reiteró su disposición a continuar trabajando por el regreso al país de exiliados y liberación de prisioneros, principalmente aquellos que se encuentran enfermos. “No sólo ellos, sino también sus familias  viven una situación que compromete sus derechos fundamentales”, concluyó.

Prensa AD