Venezuela pornográfica y socialista del siglo XXI

DannyL18JZo 

Razones para protestar, hay como papelillos en carnaval. Así como Maduro pretendió decretar las fiestas navideñas lanzando un pote de humo para que no quedara nada en los anaqueles, ahora le da por adelantar las máscaras, las serpentinas y los disfraces: “Váyanse de una vez”, le vociferaba a sus oyentes en cadena nacional. Cuando viene la corrección económica agresiva busca cualquier excusa para distraer la atención de los verdaderos problemas nacionales, y mucho se sostiene con el argumento del “golpe fascista”. No decretó el amor el 14 de febrero porque no le dio chance. Ya la situación se le escapó de las manos; la gente protesta aquí y allá, pero hay que saber canalizar la fuerza y enrumbarla hacia un objetivo factible. Lo del “vete ya” es periódico de ayer que termina regalándole argumentos al gobierno para justificar excesos y desenfocarnos del verdadero problema.

 

En Táchira a los militares los tienen agarrados por las pelotas. Unos tienen tanquetas y otros tenemos gochos. En Valencia y Caracas han disparado en la cabeza a varios estudiantes; todos los videos e informes señalan a funcionarios del gobierno, pero Maduro se empeña en decir que las balas “vienen de atrás” y que sus colectivos son ángeles de paz que lanzan flores y besitos. Eso sin contar los vejámenes inenarrables a los que son sometidos los presos. Hay alguien dentro del gobierno empeñado en darle el empujón, y de este lado hay otros que están ligando lo mismo sin saber las consecuencias desgraciadas a las que nos puede llevar el cambiar a un gorila por otro. Los atajos resultan tentadores en medio de la macro crisis, pero el remedio será indefectiblemente peor que la enfermedad.

 

En medio de este contexto, el gobierno se prepara para lanzar a la calle su más reciente criatura hedionda: SICAD-II. Le tuvieron miedo a llamarlo permuta, pero a permutar van toditos. Ahora tendremos 4 tipos de cambio: La tasa política (6,30), que es como el espíritu santo; la tasa SICAD, que pretende acercarse a la realidad y que ya va fluctuando a 11,80; la tasa permuta que fluctuará de acuerdo a la oferta; y el innombrable paralelo que a este nivel ya se fue del planeta, por lo alto que se cotiza. El problema es cuántos dólares está dispuesto a ofertar el gobierno a través de PDVSA, porque todavía no le han cerrado el chorrito al FONDEN y los regalos se mantienen. En función de lo anterior podrían eventualmente bajar los niveles del cuarto tipo de cambio, pero no por mucho tiempo.

 

Razones de teoría: Más de 1,2 billones de bolívares persiguiendo dólares escasos, empujan precio hacia arriba. No es gratuito que los empresarios hayan dicho que no les importa comprar dólares caros, “pero que los suelten”. Ese es el meollo de la política económica, que aunque suene monetarista, era el primer paso a resolver para intentar estabilizar la inflación: el exceso de liquidez. Esto es lo que Nicolás no quiere que la gente piense; está feliz cuando algunos gritan que debe caer ya y que debe asumir el poder una junta transitoria, entre otras insensateces. Mientras sostengamos una protesta ordenada y no pisemos el peine de la violencia, le haremos daño al gobierno. Escupiendo odio de manera visceral, perjudicamos los logros de los últimos años que algunos todavía menosprecian. Debemos hacer historia y no histeria, por favor no maten al mensajero.

 

Esta es la Venezuela pornográfica y socialista del siglo XXI. Panorama no apto para menores de 18, con estricta censura “C” en los medios de comunicación, y colas kilométricas para medio llenar la despensa. Juanito Alimaña anda armado haciendo de las suyas, y aunque todos los vieron en el gobierno, nadie lo delata. Cobró la vida de 10 muchachos inocentes, mientras Ameliach llama al contraataque sin pudor y no pasa nada. Justo ese día asesinaron a Génesis Carmona. Por más caretas que se pongan en su carnaval adelantado, se sabrá quién es quién: La violencia es el arma de los que andan ahorita en el poder. Acuérdense que amor con hambre no dura.