El diputado opositor venezolano Leomagno Flores Alvarado, de visita por Honduras, denunció que ya no aguantan tanta agresión de parte de sus compañeros oficialistas, que han llegado al extremo de golpearlos y de provocar la hospitalización de dos congresistas.

Flores Alvarado es miembro del partido Acción Democrática que, junto a otros compañeros, se han distribuido la visita a varios países para pedir la solidaridad de la comunidad internacional ante la situación que están viviendo, que ha llegado al extremo, según dijo, de congelarles el salario solo porque son de la oposición.

“Venezuela vive en estos momentos una grave crisis política que tiene que ser atendida internacionalmente. Buscamos la solidaridad para que se envíen manifestaciones de apoyo a los diputados venezolanos”, dijo.

“Yo estoy aquí patrocinado por la Alianza de Parlamentarios Demócrata de América, que ha tomado en serio la situación venezolana. El país atraviesa una grave crisis económica, que ahora se complica con la crisis política por el estrecho margen electoral”, expresó.

“Nos sentimos perseguidos, hay represalias en la Asamblea Nacional. A los diputados se nos ha agredido, hay un diputado hospitalizado en una clínica, a la diputada María Corina Machado se le tuvo que someter a una intervención quirúrgica porque tiene triple fractura del tabique nasal”, dijo.

“Lo grave de esto es que nos han agredido los mismos colegas parlamentarios que representan la corriente oficial, nos han suprimido el derecho de palabra en el Parlamento hasta que nos arrodillemos, que reconozcamos la legitimidad del presidente juramentado, se nos ha quitado el sueldo y lo peor de todo es que se nos destituyó de la presidencia y vicepresidencia de las comisiones permanentes”.

Información publicada en www.elheraldo.hn