El diputado venezolano Leomagno Flores ingresó el día de ayer a Nicaragua y espera sostener una reunión el día de hoy, con los miembros de la Bancada Democrática Nicaragüense (BDN), donde hablarán sobre la situación política que enfrenta su país.

 Flores expresó que su país vive “una de las peores crisis de la democracia”, razón por la cual debe ser atendida internacionalmente.

Afirmó que uno de los motivos de su visita a Nicaragua se debe a que, en su país se les ha prohibido expresar a los diputados de la Bancada Alternativa Democrática su derecho a la palabra, solo por el hecho de ser opositores al gobierno de Nicolás Maduro.

UN PARLAMENTO MUDO

 Flores dijo que lo que pretende el oficialismo en Venezuela, es “tener un parlamento mudo”, cuando la naturaleza de este es parlar, es decir hablar.

“Si a los diputados que representamos el 46 por ciento físicamente del parlamento, y que representamos el 52 por ciento de los votos totales para la Asamblea Nacional, debido a cambio de una ley a última hora, ahora también se nos prohíbe la palabra”, refirió Flores.

Comentó que para poder expresarse en el parlamento venezolano, deben reconocer la legitimidad de Nicolás Maduro.

“Nosotros decimos que legalmente es el presidente, pero la legitimidad está pendiente del reconteo de los votos, entonces no nos dan el derecho de palabra, pues no nos reconocen como diputados”, narró el miembro de la Bancada Alternativa Democrática.

DEMANDA AUDITORÍA

 Flores afirmó que su visita a Nicaragua es con el fin de “requerir la solidaridad de los países centroamericanos”, ante la demanda de auditar los votos de las recientes elecciones presidenciales de Venezuela.

 “El margen electoral fue muy pequeño, 50.9 por ciento a favor de Maduro y de acuerdo a nuestras actas en las manos tenemos un resultado del 52 por ciento a favor de —Henrique— Capriles”, aseguró Flores.

 La única manera de dilucidar esa incógnita, expresó el parlamentario, es hacer una auditoría al sistema electoral, el cual es totalmente computarizado y mediante una ardid, afirman que los votos no se pueden contar porque están en la máquina.

“Sin embargo al votar, queda una papeleta en la urna donde queda constancia del voto, por eso demandamos el recuento de es papeleta, o la auditoria que consiste en contrastar esa papeleta”, sostuvo el diputado venezolano.

Igual que en Nicaragua, el poder electoral controla la emisión de cédulas de identidad y se descubrió que una persona puede tener más de 20 documentos de identidad y ejercer su derecho al voto varias veces.

DESENMASCARAR FRAUDE

Además piden constatar con el cuaderno de electores, pues les servirá de evidencia, para ver si una misma persona ha votado en distintas sitios electorales.

“También podemos tener evidencias de lo que se llama las firmas planas, luego que en más de 1,200 centros de votación sacaron a los testigos a punta de pistolas y se quedaron los oficialistas. Ellos firmaron, tocaron la maquinita y emitieron votos a favor de Maduro”, dijo Flores.

Esas firmas quedaron reflejadas en el cuaderno electoral y eso será una manera de probar el fraude que se llevó a cabo en su país.

El legislador afirmó que llevan más de un año peleando en el Parlamento, para que el Consejo Nacional Electoral junto a los cuadernos electorales tengan impreso la fotografía del votante y ser otra herramienta para garantizar mayor seguridad al votante.

RELACIÓN CON NICARAGUA

El diputado Leomagno Flores expresó que en cuanto a las relaciones de Venezuela con Nicaragua, Capriles Radonski ha dicho que lo que se debe lograr es una relación de ganar   entre ambos países.

“Nosotros no debemos regalar nuestro petróleo y vamos a ir sobre la base de un precio justo y reconsiderar de la manera de como Venezuela surte de petróleo, ya que no debemos seguir regalando nuestro dinero porque estamos en una grave crisis”, dijo Flores.

Agregó que la relación con todos los países, incluyendo Cuba deben continuar.

Otro de los puntos que abordó el opositor venezolano es la represión que están sufriendo por parte del gobierno ilegítimo de Nicolás Maduro, quien mandó arrestar al general en retiro, Antonio Rivero.

Además han anunciado que también tienen una celda para el líder opositor Capriles Radonski, lo que preocupa a la población.

“Nosotros estamos seguros que el ganador es Capriles Radonski y lo que se está violentando es la voluntad popular del pueblo venezolano”. Leomagno Flores, diputado de la Bancada Alternativa Democrática.

Tania Sirias

Información publicada en www.laprensa.com.ni