La Fracción Parlamentaria de Acción Democrática en la Asamblea Nacional criticó la inminente aprobación de la ley habilitante por considerar que no priva en una verdadera lucha contra la corrupción y además por cercenar las atribuciones del parlamento.

En la vocería del diputado por el estado Anzoátegui, Rodolfo Rodríguez, se condenó el texto legal que le otorga poderes especiales al gobierno, al calificarlo de innecesario debido a la vigencia de variadas leyes para la lucha contra la corrupción, así como las instituciones al servicio de una parcialidad política, sino además por las consecuencias que en la participación de la gente tiene este hecho, en contraste con lo que fue gran parte de la campaña del PSUV. “Tanto que hablaron del pueblo a la Asamblea y del parlamentarismo de calle, y lo que están haciendo es entregar el poder legislativo a Miraflores”, sentenció el parlamentario del partido blanco.

Dijo que se le está cercenando al pueblo su derecho de debatir las leyes que se aprobarán, supeditando esa voluntad expresada en votos para elegir a los diputados y en la activa participación a través de las consultas, a lo que se decida en el palacio de gobierno. “Hoy necesitamos más diálogo que nunca y ellos quieren hacer leyes en una oficina fría de Miraflores”.

Mencionó el camino utilizado para conseguir la votación mínima necesaria para la aprobación de la ley habilitante. “Todos vimos que para obtener el llamado diputado 99 tuvieron que allanarle la inmunidad a una diputada electa por el pueblo en una especie de sentencia ´express´, sin que lograran su objetivo primario que era vencer la voluntad de algún parlamentario de la MUD”.

También recordó que los instrumentos legales que se desprendan de esta habilitante no pueden ser aplicados de forma retroactiva, por principio constitucional, con lo que las sanciones para los corruptos están ya descritas en el marco legal vigente, el cual de haber sido aplicado oportunamente y con voluntad política, además de con la participación de todos los factores que hacen vida en nuestra sociedad, habría alcanzado frutos más beneficiosos para el país. “Reiteramos nuestra disposición a conversar para construir el camino de las soluciones a los problemas, estamos de acuerdo en que se debe acabar con la corrupción, pero no aceptamos que se nos quiten facultades como diputados”, aseveró.

Recordó además que ha sido este mismo gobierno el responsable de transformar a Venezuela en una nación dependiente de forma casi exclusiva de las importaciones para su sustentación económica, lo que aunado al control de cambio, permitió “la creación de grupos delincuenciales que se cogieron las divisas que decían eran para traer artefactos y bienes al pueblo, y se enriquecieron incluso con la presunta complicidad de funcionarios públicos como se ha informado”.

Rodríguez afirmó en la rueda de prensa semanal de la fracción parlamentaria de AD, que el gobierno en vez de aplicar la ley de precios justos y ejercer sanciones a las llamadas empresas de maletín, “dejó correr a comerciantes que vendían sus productos a precios inaccesibles, con lo que se generó una grave distorsión de la economía que incluso tare la quiebra de pequeños y medianos empresarios, todo como consecuencia de las decisiones del oficialismo”.

PRENSA AD