La Fracción Parlamentaria de Acción Democrática en la Asamblea Nacional está dispuesta a acoger la invitación al diálogo formulada en el mensaje de memoria y cuenta de Nicolás Maduro del pasado miércoles.

El vocero de los diputados de AD en esta ocasión fue William Dávila, parlamentario por el estado Mérida, quien resaltó la constante disposición del partido blanco para contribuir con la pacificación del país, con propuestas asertivas y positivas en todos los ámbitos de la vida nacional. “Apostamos al país y en consecuencia hemos propuesto mecanismos que le den forma al diálogo que permita alcanzar la paz, el respeto y así avanzar hacia una estabilidad que permita avances sociales y económicos”, dijo.

Dávila explicó que uno de los aspectos primordiales del diálogo es la amnistía para prisioneros y exiliados. “No puede haber presos políticos, para enfrentar los problemas que nos agobian no podemos permitir que haya pases de factura y discriminación en cuanto a la aplicación de justicia”, sostuvo.

Igualmente el parlamentario por el estado Mérida habló de la necesidad de incluir en el diálogo los temas económicos y de inseguridad ciudadana, que se han convertido en los principales problemas de los venezolanos. “Creemos que todos estamos obligados a aportar ideas, sin que haya insultos de por medio, para construir soluciones para todos. No queremos que el país se acabe y vamos a trabajar por él”, dijo, al asegurar que no se puede materializar este encuentro entre los diferentes sectores con descalificaciones y acusaciones.

En un diálogo propositivo, dijo el vocero de la Fracción Parlamentaria de AD en la AN, deben participar gremios, organizaciones no gubernamentales, academias, universidades, iglesias, con los poderes del Estado.

También se refirió a la situación de escasez de papel periódico que tiene amenazado a medios impresos nacionales y regionales, entre los cuales se encuentra el Diario El Impulso, decano de la prensa escrita venezolana. “Manifestamos nuestra solidaridad como fracción con los medios de comunicación impresos, algunos ya han cerrado y otros en peligro cierto de dejar de circular, lo que pone en riesgo derechos constitucionales como la libertad de expresión e información y la garantía de trabajo, restricciones que son inaceptables”.

En este sentido, y en concordancia con las gestiones realizadas la semana pasada por el Jefe de la Fracción Parlamentaria de AD, Edgar Zambrano ante distintas instituciones, urgieron al gobierno para resolver la importación del papel necesario para garantizar la circulación de todos los periódicos de la nación, aligerando la liquidación de divisas a las distintas empresas de la comunicación.

Prensa AD