En nombre de la bancada de la oposición, los diputados Edgar Zambrano (AD-Lara), Hernán Alemán (AD-Zulia) y Biaggio Pilieri (Convergencia-Yaracuy) consignaron ayer por Secretaría un nuevo proyecto de ley de amnistía y reconciliación política para la consideración de la Asamblea Nacional.

La iniciativa responde al llamado a la reconciliación nacional formulado por el presidente Hugo Chávez tras su reelección el pasado 7 de octubre y en su elaboración participaron familiares de los presos políticos y de los exiliados.

Aunque no es la primera vez que los dirigentes de oposición y los familiares de los procesados por causas políticas solicitan el perdón del Estado para sus causas, Zambrano considera que en esta ocasión el instrumento será bien recibido porque responde a la actitud conciliatoria manifestada recientemente por el Ejecutivo.

En la exposición de motivos aclara que el perdón no estaría dirigido a personas inculpadas por la violación de derechos humanos por lo que no contraviene ni el derecho interno ni el derecho internacional. “Estamos seguros, que ni la comunidad nacional, ni la internacional vería con malos ojos el hecho que los llamados beneficiados por el presente proyecto se les otorgue una amnistía, ya que es sabido por todos que son inocentes de los crímenes que se les imputa y por los cuales varios fueron condenados”.

Los parlamentarios exhortan al Estado a realizar “verdaderas investigaciones” por considerar que tanto al grupo de venezolanos acusados como a las víctimas de los delitos, se les ha cerrado la oportunidad de conocer los verdaderos responsables de los hechos.

Recuerdan los parlamentarios de oposición que ya en el pasado, en 2000 y en 2007 se han dictado sendas leyes de amnistía, la primera por el parlamento y la segunda por el Presidente. “Esta no es una iniciativa partidista o simplemente opositora, pues de la redacción de la ley se evidencia claramente que no se distingue, entre los beneficiarios del eventual decreto de esta Amnistía General, a quienes militan o militaron en las filas del oficialismo o a los que militan o militaron en las filas de la oposición”, indica la exposición de motivos.

Los beneficiarios

La propuesta de ley cuenta consta de 2 títulos y 9 artículos y en ella se establece que los beneficiarios serían todas aquellas personas investigadas, procesadas y/o condenadas por su relación con acontecimientos políticos ocurridos en Venezuela desde 1999 hasta el presente.

Dentro de ese grupo estarían: los implicados en los sucesos de abril de 2002 y el paro cívico de diciembre de 2002 y enero de 2003; los señalados por delitos contra la independencia y seguridad de la nación desde enero de 2002; los casos derivados de la intervención de instituciones financieras; y los inhabilitados o procesados por expresar sus ideas o manifestarse a favor de cualquier corriente política o ideológica de manera pacífica y legítima.

No más listas

Asimismo la propuesta contiene otros elementos dirigidos al cese de la persecución y discriminación por razones políticas como por ejemplo, una prohibición “a toda entidad pública o privada, y a sus representantes o voceros, descalificar, discriminar o perseguir de cualquier modo a cualquier ciudadano o ciudadana por disentir”.

También se prohíbe expresamente el uso, a cargo de entidades públicas o privadas, o de sus representantes o voceros, de listas de ciudadanos o ciudadanas, elaboradas sobre la base de sus preferencias políticas y religiosas, entre otras.

 

Maru Morales

Información publicada en el Nacional 6-11-12