El jefe de la Fracción Parlamentaria de Acción Democrática, Edgar Zambrano se reunió hoy con los exiliados y presos políticos en Lima, Carlos Ortega, Eduardo Lapi y Oscar Pérez, para revisar las condiciones necesarias para su eventual regreso a Venezuela a través de las vías consagradas en la Constitución Nacional.

Edgar Zambrano recalcó que es necesario que “en Venezuela impere la justicia y que no existan venezolanos de primera o segunda. Ante la dama ciega todos somos iguales, el imperio de la ley tiene que ser el protagonista, con autonomía e independencia”.

El primer vicepresidente del partido Blanco insistió que debe existir voluntad política para que los exiliados y presos políticos puedan regresar al suelo venezolano o salir de las cárceles donde han sido confinados. “Para que la propuesta de diálogo nacional anunciada por el Presidente de la República sea un hecho cierto, debe concretarse con decisiones en las se configure y brille la justicia y el sentido humanitario”, apuntó.

Recordó que solicitó formalmente al Jefe del Estado el decreto de una amnistía general que permita la liberación de los presos políticos, el regreso de los exiliados, así como el respeto a la institución de la inmunidad parlamentaria.

Zambrano consideró que “el primer mandatario, electo para gobernar con todos los venezolanos, debe dar un gesto de amplitud, así como voluntad política y democrática, él puede ofrecerle al país esta gran oportunidad para lograr la reconciliación”.

Destacó que es pertinente “crear un espacio de conciliación en el país es obligación de todos los actores de la vida nacional, y en esto va implícita la situación de los presos políticos, así como la de los exiliados también por razones políticas. La iniciativa corresponde a quien tiene el lápiz y la borra, estamos dispuestos a abordar este camino sin barreras”.

El Jefe de la fracción Parlamentaria de AD indicó que dentro de la organización existe el interés de trabajar a favor de un país en el cual exista respeto a las distintas visiones, con generosidad e impulsando la cohesión social como instrumento para todos los ciudadanos por igual.

Zambrano puntualizó que es oportuno el llamado presidencial al diálogo, porque permite por la vía política las soluciones que lleven buenas noticias a muchos hogares venezolanos. “Nuestros compatriotas más allá de las fronteras patrias, en situaciones difíciles, con sus familias diezmadas, merecen nuestra atención y respeto. Los presos políticos, sometidos a juicios inquisitorios, fuera del imperio de la ley, reducidos físicamente por graves enfermedades, que ven como pasan los años, muchos de ellos sin ver el sol, sin control entre el día y la noche, casos en los cuales no ha fluido la equidad  o la igualdad”, sentenció.

Prensa AD