Los trabajadores del volante de las cuatro líneas que operan en el Aeropuerto Santiago Mariño, acudieron al Diputado Francisco Narváez para manifestar su descontento por la falta de control que a su juicio viene dándose, con relación a la presencia de una gran cantidad de taxistas ajenos al lugar en cuestión.

Los transportistas de las líneas Virgen del Valle, Caribe, Bella Vista y Paseo, llevan alrededor de 30 años ofreciendo el servicio de transporte para los usuarios del terminal aéreo, apegados a la normativa, cancelando el canon correspondiente para funcionar legalmente en el sitio y cuentan con vehículos aptos para el traslado de pasajeros, según afirmó el Legislador Regional Francisco Narváez.

“No podemos permitir que reine la anarquía en el Aeropuerto Santiago Mariño, todos tenemos derecho al trabajo pero siempre y cuando nos mantengamos al día con la Ley, es decir, los llamados “piratas” tienen que llegar a un acuerdo y cumplir con la normativa que desde hace mucho tiempo vienen cumpliendo los taxistas que ya están allí establecidos” aseveró Narváez.
También el diputado expresó, que se han suscitado varios enfrentamientos entre los integrantes de las líneas y aquellos que vienen de manera ilegal a ejercer la profesión en el Aeropuerto, por lo cual exigió a las autoridades que no hagan caso omiso a esta situación que afecta a ambas partes.

Para concluir, Narváez hizo hincapié en que la actividad del transporte de taxis representa un papel fundamental para el turismo en el Estado, por esta razón cree que los transportistas deben ofrecer óptimas condiciones de servicio y los organismos competentes encargarse de garantizar la seguridad de la colectividad en general.

 

francisco_narvaez