1-1_lideradeca

Ramzor Ernesto Bracho Bravo, capitán de la Guardia Nacional Bolivariana caído este miércoles en las protestas en el sector Mañongo del municipio Naguanagua del estado Carabobo, estuvo involucrado en la muerte de Evangelina Carrizo (50), dirigente del partido Acción Democrática y quien fue asesinada en Machiques, durante una protesta que se realizó el 4 de marzo del 2004 contra el gobierno del entonces presidente Hugo Chávez.

 

En esa fecha ostentaba el grado de subteniente de la Primera Compañía del Destacamento de Fronteras 6. Por el asesinato fue imputado el subteniente Juan Carlos Casaña, quien alegó que no disparó el arma con la que asesinaron a Carrizo y que no se encontraba en el lugar de los hechos. A Casaña lo inculpan porque fue con su arma con la que mataron a la dirigente de AD, pero en los videos que circularon en la fecha se observa a Bracho Bravo disparando a la manifestación.

 

Bracho Bravo fue sobreseído y no fue a juicio por el caso. Mientras que Casaña estuvo detenido mientras se desarrollaba el juicio, pero al poco tiempo fue puesto en libertad plena, lo cual generó reacciones y críticas por parte de su familia, compañeros de partido y el abogado defensor. Este crimen quedó en total impunidad, denunciaron los familiares de Carrizo.

 

Por Gastón Fernández / Machiques / noticias@laverdad.com