El secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, afirma que Nicolás Maduro “con sus procedimientos no ha logrado siquiera convencer a su propia gente de que esto se está normalizando” y, por el contrario, a la “patética” situación económica, social y política de Venezuela, el Gobierno responde con estrategias que agravan la crisis.

“El Gobierno sigue insistiendo en pelear con todo el mundo adentro y afuera y en seguir tratando de exprimir un recurso que ya no es rentable, que es el culto al muerto. Ya la gente a estas alturas dice: el responsable de toda esta tragedia no puede ser Maduro, que tiene tres meses en el Gobierno, la gente ya está echándole la culpa a los últimos 14 años, que es realmente el desacierto de la política económica de Chávez que ha desembocado en esta situación que es irreversible”.

Ramos dice que los venezolanos están padeciendo las consecuencias de una política concebida para destruir y para igualar hacia abajo y que la ha sufrido especialmente la infraestructura (carreteras, hospitales, escuelas).

“Yo creo que el Gobierno se está derritiendo y nadie sabe en qué va a desembocar esto. Yo lo que sé es que muy difícilmente, por muchas proclamas que haga, por muchas amenazas que profiera, por muchas convocatorias del Alto Mando para decir que no es verdad que hay ruido de sables y que las FANB son devotas del Gobierno de Maduro como antes lo fueron del de Chávez, la verdad es que la percepción de que el Gobierno se está derritiendo es universal”.

Dice que ya la gente “no se come el cuento de que el desabastecimiento es culpa de los ricos y acaparadores”.

“No puede ser posible que se trate de una conspiración y si así fuera, este es un Gobierno inepto que es es incapaz de ponerle la mano a los especuladores y desabastecedores. Ese cuento ya no se lo traga nadie”. Explica que la realidad de la falta de productos en el país es que no va a mejorar.

“El Gobierno no va a bajar los dólares que necesitan los comerciantes para importar y los empresarios para producir porque se lo gastaron todo y el flujo de dólares que está entrando no aguanta”.

En materia electoral, Ramos Allup defiende la decisión política de concurrir de nuevo a las elecciones municipales del 8 de diciembre, aunque siga sin dilucidarse el reclamo sobre las presidenciales de abril.

“Seguramente los recursos (impugnación ante el TSJ) que hemos intentado van a ser declarados sin lugar y seguramente de acá a las elecciones municipales no va a cambiar el CNE, entonces, así las cosas, teníamos que tomar una decisión política. Hay que ir, a riesgo y afrontando los peligros que sabemos que se van a producir, nada distintos a los que se han presentado antes”.

Explica que hay consenso entre los miembros de la alianza de la Unidad para concurrir con tarjeta única nuevamente, aunque es necesario formalizar algunas consultas legales ” porque hay que asegurarse de que la concurrencia con la tarjeta única no signifique que los partidos tengan que salir todos a recoger firmas por haber dejado de participar en los dos últimos procesos con tarjeta propia, aunque tenemos la situación bastante clara , queremos obtener un pronunciamiento oficial del CNE”.

Elvia Gómez

Información publicada en www.eluniversal.com