Esta semana hemos recibido múltiples noticias, de diversa índole y de impacto grande en el colectivo nacional.

La declaración del ministro Merentes que estima para 2014 una inflación entre el 26% y el 28%, según presenta en el proyecto de Ley de Presupuesto nos mueve a la reflexión.

Por otro lado, la pelea del Ejecutivo Nacional en pro de una Ley Habilitante que le otorgue poderes especiales por un año al Presidente Maduro.  La búsqueda del  diputado 99, para lograr ese cometido y sustraer la función legislativa a la Asamblea Nacional para luchar contra la corrupción, tras 15 años de gobierno ininterrumpido del régimen Chavista-Madurista, hace de este proyecto de Ley una propuesta sino descabellada, al menos extraña.

No se comprende si la misma pretende ser una “herramienta” para la represión y la persecución -tanto a los disidentes como a los dirigentes opositores electos el 8D- más que un instrumento para “reconstruir” la ya destruida economía venezolana, tras la “robolución bonita”.

Por último, esta semana, falleció el amigo, periodista, escritor y político, Oscar Yanes, quien nos deleitó en la televisión con su programa: “Así son las cosas” y “La silla caliente”, por mencionar un par de ellos. Mismo que en su larga trayectoria periodística mostró las distintas caras de una noticia. Sus entrevistados, variopintos, eran una cohorte de dirigentes que con su perspicacia y su agudeza fueron –literalmente- despojados de sus ropajes y exhibidos ante el televidente como eran realmente, y no como pretendían mostrarse ante sus electores, por ejemplo, en el caso de los políticos.

Es memorable –vale la pena volver a ver- la entrevista que le hiciera al entonces candidato presidencial, Hugo Chávez. En esa “Silla caliente” trasmitida por Venevisión en 1998, Yanes desmonta la tesis Constituyente del finado expresidente.  La dureza de la “pugna televisiva” entre el verbo de Yanes y Chávez, le llevan al primero a controvertir la “inconstitucionalidad” de la tesis Chavista de la Asamblea Constituyente, basado en las 26 históricas constituyentes venezolanas y el carácter “supra-dictatorial”  de la misma –según Yanes.

Su opinión, desmontada por la interpretación posterior de la Corte Suprema –ya siendo el finado, presidente de la República- nos abre los ojos.

Miremos con recelo la propuesta de Ley Habilitante pues, teniendo mayoría en la Asamblea Nacional el partido de Gobierno y sus aliados, no se comprende “la insistencia por poderes especiales” para el presidente Maduro.

El Partido Comunista de Venezuela –aliado al gobierno- expresó su preocupación por la “no incorporación” de una comisión plural para el estudio del “Proyecto de Ley Habilitante”. El PSUV continuó su revisión sin los diputados de la MUD para “aplastar” en la plenaria.  Pero, como ya hemos estado acostumbrados en estos años de régimen político y parafraseando a Oscar Yanes: ¡Así son las cosas!

El autor es Economista, Master en Planificación del Desarrollo Económico y Doctor en Ciencias Económicas y Administrativas.  @rafaelmartinezn /

Autor : RAFAEL MARTÍNEZ NESTARES, publicado en El Universal