El diccionario de la Real Academia Española define INFRAESTRUCTURA, en su segunda acepción, como: “Conjunto de elementos o servicios que se consideran necesarios para la creación y funcionamiento de una organización cualquiera”. Así mismo define DESARROLLO, en su tercera acepción, como: “Evolución progresiva de una economía hacia mejores niveles de vida.”

Tenemos entonces, que si vemos al País como una gran organización, el mismo debería tener una infraestructura adecuada para su funcionamiento propendiendo hacia mejores niveles de vida. Esto puede verse como un juego de palabras en torno a dos definiciones, sin embargo es la base sobre la que se sustenta el desarrollo en cualquier país que se preocupe de crecer y estar al nivel de los estándares actuales en cuanto a crecimiento, desarrollo y condiciones de vida de sus habitantes.

Sin una infraestructura adecuada se hace imposible llevar a cabo ningún proyecto de desarrollo, independientemente de la concepción que se tenga con respecto a este término tan subjetivo.

Es por esto que no cabe más que preocuparse al evaluar el estado de la infraestructura de nuestro país.

En primer lugar la infraestructura existente, con muy pocas excepciones, data de hace más de veinte años lo cual hace pensar que, o bien los planificadores de ese momento tuvieron la previsión de diseñar con vista a los próximos cien años, o no se han tomado en cuenta en los últimos años el crecimiento poblacional con el fin de adaptar la infraestructura existente a este parámetro y además ampliar la oferta de servicios para lograr darle al venezolano mejores niveles de vida. Definitivamente la primera opción está descartada, sin ánimo de desacreditar a los últimos planificadores que han trabajado organizadamente en nuestro país, todo lo contrario, planificaron de tal forma la infraestructura que todavía a pesar de los desmanes en su contra siguen en pie y prestando servicio, deficitario sí, pero no se le puede achacar a ellos tal circunstancia. El desarrollo es, por antonomasia, dinámico y por definición evolución progresiva, no se puede planificar el mismo y sentarse a ver qué pasa, si da resultado o no.

Si tomamos como parámetro el estado de la infraestructura actual en nuestra tierra de gracia podemos concluir que nuestro desarrollo está paralizado desde hace unos cuantos años o peor aún que hemos involucionado. No solo tenemos una infraestructura que fue planificada con parámetros poblacionales de hace veinte años o más, sino que el estado de mantenimiento de la misma se encuentra en un estado deplorable.

Félix Ojeda Oropeza

Jefe de la Fracción Nacional de Ingenieros de AD