A juicio del presidente de la Asamblea de Representantes del Colegio de Ingenieros y jefe de la fracción de Ingenieros de AD Félix Ojeda Oropeza, el decreto de emergencia con el que el gobierno nacional quiere solucionar los problemas de la vialidad del país es una muestra más de la falta de planificación en materia de infraestructuras.

Así lo hizo saber en el marco de la rueda de prensa convocada por el Colegio de Ingenieros para presentar la opinión del gremio sobre el asunto.

“El Colegio de Ingenieros no hace advertencias por capricho sino por mandato de la Ley de Ejercicio Profesional. Hemos hecho sugerencias y advertencias con respecto a temas que nos incumben. De hecho en 2006 el Colegio le solicitó al gobierno que decretara la emergencia en vialidad y hoy, siete años después, se materializa” aseveró Ojeda.

Como es conocido, hace unas semanas, a raíz de la muerte en un accidente vial del sobrino de la ministra Iris Varela, el gobierno nacional publicó en la Gaceta Oficial del 31 de julio el Decreto N° 238, mediante el cual se declara estado de emergencia de la infraestructura vial de todo el territorio nacional, por un lapso de noventa (90) días.

La cantidad de fallecidos y familias enlutadas en el país por accidentes de tránsito atribuibles al estado de las vías, a juicio del Ingeniero Ojeda, podría constatarse si existieran estadísticas sobre el tema. “Pero más allá de eso hay que decir que hay un problema de credibilidad. Los funcionarios públicos tienen la obligación de hablarle con la verdad a sus gobernados y es imposible desde el punto de vista técnico que se solucione integralmente el problema tal y como como lo ordena el decreto de emergencia” afirmó.

“El sistema vial no es nada más la carpeta asfáltica sino también la señalización, demarcación, drenaje, deforestación de laterales y una cantidad de factores adicionales. No es solo asfaltar el bache, sino también solucionar el problema del suelo para evitar que ese bache vuelva a molestar.”

Indicó también, que parte de la gravedad de esta situación va más allá de la declaratoria de emergencia. “El problema es de planificación sobre lo que se quiere con el país. Aparte de programas puntuales y espasmódicos no hay un modelo de desarrollo del país. ¿Dónde está el plan de desarrollo de infraestructura vial, cómo lo están ejecutando, cuales son las obras? Solo hay programas espasmódicos y de emergencia, a veces con fines electorales.”

Félix Ojeda, hace un repaso de la geografía vial del país y concluye que el entramado vial nacional es el mismo de hace 20 años. “Crece la población, el parque vehicular y las necesidades, pero la vialidad es la misma. La centralización del mantenimiento de las vías por el gobierno nacional, acentuó la crisis.”

Ante este diagnóstico, el Colegio de Ingenieros de Venezuela  le plantea una planificación al ministro El Troudi de corto mediano y largo plazo, con un cálculo de 3 años en total para poner en condiciones la vialidad actual.  Indica Ojeda que en el plazo previsto por el gobierno, un reacondicionamiento integral es prácticamente imposible. “Necesitamos un plan de desarrollo vial, en función de los parámetros de progreso que se quieren para el país” concluyó.

Nota de Prensa