La dirigente aseveró que la organización “no vive de las glorias del ayer” y dijo que los adecos se encuentran al día con los requerimientos del siglo XXI. Agregó que este 7 de octubre, los electores tendrán la última palabra, ante los diversos escenarios que afectan la calidad de vida en el país

A pocos días de las elecciones presidenciales, donde está en juego la permanencia del presidente Hugo Chávez en el poder, y la posibilidad de que un nuevo gobierno asuma las riendas del país, la dirigencia de Acción Democrática (AD) refuerza su mensaje a los electores, donde muestran al voto como la única herramienta disponible para frenar todas las vicisitudes que afectan la calidad de vida en la nación.

Esta premisa, resume el llamado que ha hecho la presidenta nacional de AD, Isabel Carmona de Serra, quien hace décadas se estableció como una comprometida luchadora en contra del régimen de Marcos Pérez Jiménez y en el presente figura como una de las más importantes figuras opositoras al gobierno de Hugo Chávez.

Durante su visita a El Periodiquito, la dirigente aseguró que tras 71 años de trayectoria, la tolda blanca se encuentra en plena vigencia y liderando los cambios que apuntan al “retorno” del sistema democrático en Venezuela. Asimismo, dijo confía en que la población no volverá dar su voto, para avalar durante seis años más, un escenario como el que actualmente se desarrolla en el país.

Para los venideros comicios, AD acompaña la postulación de Henrique Capriles Radonski, a quien apoyan desde la Tarjeta Unitaria, una herramienta que concentra el apoyo de casi una decena de organizaciones políticas en el tarjetón electoral. Enfatizó que a estas alturas, el partido que representa “tiene la palabra más importante” de esta fórmula.

¿CUÁL ES LA REALIDAD DE ACCIÓN DEMOCRÁTICA TRAS 71 AÑOS DE TRAYECTORIA?

Acción Democrática tiene la misma energía con que nació, para seguir conduciendo a la sociedad. Esto, después de haber resistido todas las confrontaciones impuestas por la historia y pese a que actualmente, la institucionalidad se ha perdido en el país. Quiero dejar claro que no estamos viviendo de las glorias que tuvimos en el pasado, estamos contribuyendo a escribir las luchas de hoy. (…) El partido también está realizando un proceso de revisión de nuestra historia, para hacer un contraste con los requerimientos del siglo XXI. Todo esto, mediante la conducción de Henry Ramos Allup, quien es nuestro secretario general nacional.

¿ES AD UN PARTIDO DE JÓVENES?

Somos una de las pocas organizaciones que realmente ha sido capaz de escuchar la voz de la juventud. En AD tenemos jóvenes ahora y los hemos tenido siempre. Te pongo como ejemplo, que las federaciones de centros de estudiantes de la Universidad Central de Venezuela y de la Universidad del Zulia, actualmente están encabezadas por dos militantes nuestros.

¿QUÉ POSICIÓN CONSIDERA QUE TIENE EL PARTIDO EN LA FORMULA UNITARIA?

La tenacidad del partido nos ha llevado a entender que estamos en presencia de un cambio profundo, por lo cual no estamos a espaldas de ese cambio, sino que lo lideramos. AD tiene en este momento, la palabra más importante de todo ese esfuerzo que se hace desde la Unidad para recuperar la democracia, con Henrique Capriles Radonski al frente.

PARA LOS ADECOS, ¿QUÉ REPRESENTA HENRIQUE CAPRILES RADONSKI?

Henrique Capriles Radonski es el intérprete de una gesta histórica y el protagonista de los cambios que estamos viviendo. Hemos puesto en sus manos, el ideal democrático de Venezuela.

CON BASE A LA SITUACIÓN DEL PAÍS, ¿CÓMO CREE QUE SERÁ LA EXPRESIÓN DEL ELECTORADO EL 7-O?

Chávez ha corrompido el alma del pueblo. Tiene destruido al país y confío en que la gente no va a votar por este escenario de casas tragadas por las aguas, cárceles llenas de violencia, inseguridad en las calles, desabastecimiento, desempleo y refinerías petroleras en llamas. El pueblo no votará por seis años más de todo eso. (…) Los venezolanos son demasiados puros para volver a confiar en este proceso y por eso no caerán de nuevo en la trampa.

¿QUÉ FUTURO PODRÍA TENER EL PROYECTO POLÍTICO OFICIALISTA DE CARA A LAS ELECCIONES?

Cuando Pérez Jiménez huyó del país en La Vaca Sagrada (el avión presidencial de la época), nos dejó una lección inolvidable; todos los dictadores caen y eso es lo que está pasando aquí. El tiempo del dictador ya pasó y su derrota está cantada. A Pérez Jiménez no le dio tiempo de nada, por eso le decimos a este (el actual Presidente), que trate de tener tiempo para que presencie su propia derrota y que pueda ser juzgado por todas las violaciones del orden y por la destrucción de Venezuela.

¿CUÁL ES EL LLAMADO QUE HACE A LOS ELECTORES?

A los dictadores siempre hay que resistirles (…) ahora Venezuela es como un campo de concentración desde el punto de vista del sentimiento y la libertad de expresión y no hay nada más terrible que perder la dignidad por culpa del miedo. Eso es lo que Chávez ha tratado de vender todo el tiempo, “que si votas en su contra, lo pierdes todo”, lo cual no es así, pero él insiste en repetirlo. Por eso el pueblo debe ir a votar en masa.

USTED VIVIÓ LA DICTADURA DE PÉREZ JIMÉNEZ, ¿POR QUÉ CONSIDERA QUE ESTAMOS ANTE ALGO SIMILAR?

La dictadura de Marcos Pérez Jiménez era de corte clásico; había torturas, persecución implacable y una policía política que aterrorizaba. Esta dictadura es del nuevo tipo, porque está montada sobre un andamiaje legal, donde es el Presidente quien todo lo controla y las garantías que se han suspendido tienen que ver con las libertades de pensamiento y de asociación, algo que podemos ver de manifiesto cuando los oficialistas atacan a la gente que va a los actos de Capriles Radonski, sin que las autoridades hagan algo al respecto.

A QUIENES AÚN SE IDENTIFICAN CON EL OFICIALISMO, ¿QUÉ MENSAJE LES DEJA?

Esto que digo es coincidiendo con Henrique Capriles. Ningún militar como Chávez, tiene derecho a pretender dividir los sentimientos del pueblo. Nosotros no vemos como enemigos a quienes piensan distinto. Más bien creo que tenemos que trabajar mucho para vencer esa división.


José Luis Ramírez

Información y fotografía cortesía del Diario El Periodiquito