La desaparición física del presidente Hugo Chávez permite hacer un balance de su gestión. El período de su gobierno (1999 – 2012) se extendió por 14 años consecutivos, lo cual lo coloca en segundo lugar en la historia venezolana, sólo por detrás de los 27 años del general Juan Vicente Gómez.  La imagen del caudillo de Sabaneta es altamente controversial y es difícil hacer un recuento de su obra que agrade a todos. Para sus seguidores significó alguien a quien consideraban cercano a sí mismos y quien se preocupó por aplicar políticas de inclusión social. Para sus críticos fue un gobernante que dividió el país y destruyó la economía y las instituciones.

Lo cierto es que Chávez representa un antes y un después en la historia de nuestro país. Es importante dejar en claro que en el período de gobierno que él presidió la nación recibió un total 1114235 millones de dólares, una fabulosa cantidad nunca igualada anteriormente en la historia; 14 años de gobierno y un poder mayor a sus predecesores democráticos otorgados por la constitución de 1999 y varias leyes habilitantes. Sin embargo, la obra de la democracia venezolana (1958 – 1998) le supera en casi todos los indicadores, el problema es que la mayoría de los ciudadanos desconoce los datos y prefiere elevar a la categoría de mito a individualidades como Marcos Pérez Jiménez o Hugo Chávez.

Hagamos comparación de algunas cifras para demostrar la inmensa superioridad de la democracia: En educación, en los 41 años de democracia se crearon 14350 planteles (350 anuales), en los 14 años de HC se crearon 5105 planteles educativos de preescolar a secundaria (364 anuales). La democracia decretó 143 instituciones universitarias (3,5 anuales) y HC creó 30 (2,1 anuales); empero en este sector Chávez puede enorgullecerse de haber elevado el número de estudiantes de 785285 en 1998 a 2016755 en 2009, empleando para ello los recursos humanos y la infraestructura desarrollada en democracia y la fabulosa riqueza petrolera. En el sector cultura fueron creadas 574 bibliotecas por parte de la democracia (14 anuales), mientras HC sólo 51 (3,6 anuales).

Respecto a la salud la democracia inauguró 220 hospitales (5,5 anuales) mientras que HC sólo logró abrir 16 (1,1 anuales).Como argumento a favor de la política sanitaria del gobierno de HC se expresa que fueron creados 550 CDI (Centros de Diagnóstico Integral), estructuras a medio camino entre un ambulatorio y un hospital, pero las camas que poseen estos últimos y los 16 hospitales antes mencionados apenas incrementaron en sólo 3000 la cantidad total, agravándose la crisis sanitaria que viene sufriendo el país desde hace muchos años.

En cuestiones ambientales, la democracia decretó 41 de los 43 parques nacionales existentes y HC ninguno. La democracia creó las pensiones del seguro social en 1967, aunque el gobierno de HC logró elevar el número de beneficiarios de 387000 en 1998 a 2148000 en 2012, pero habría que considerar el enorme caudal de recursos fiscales que ingresaron en esos 14 años.

El latifundismo fue combatido por la democracia con la reforma agraria, la cual logró que más de 9000000 hectáreas se entregaran a los campesinos venezolanos, mientras la “guerra al latifundio” de HC sólo logró expropiar 3600000 hectáreas, muchas de ellas sin cumplir con los requisitos legales.

Si hablamos de embalses, la democracia puso en servicio 74 de los 93 existentes (1,8 anuales) y HC sólo 3 (0,2).

La red vial se expandió durante democracia en 71168,4 kms, es decir, las tres cuartas partes de todas las existentes actualmente, de la labor del gobierno de HC no hay cifras. Ahora bien, para tener una idea del indicador anterior podemos tomar como referencia la construcción de autopistas. La democracia construyó 1166 kms (28,4 anuales) y HC sólo 266 kms (19 kms anuales). El Metro de Caracas se construyó a partir de 1976 y la democracia terminó y puso en servicio 39 estaciones en 23 años (1,7 anuales), mientras que HC hizo lo propio con 8 estaciones en 14 años (0,6 anuales).

 La construcción de viviendas por parte del sector público durante la democracia fue de 1431142 unidades, de las cuales 735663 se hicieron justamente en los 14 años anteriores a Chávez (1985 – 1998), equivalentes a 52547 anuales, mientras que HC logró 505562 en sus 14 años (36112 anuales).

Hay dos graves problemas que empeoraron en el período de HC: los homicidios, que pasaron de 4550 en 1998 (19 por cada 100000 habitantes) a 16072 en 2012 (56 por cada 100000 habitantes) y la deuda pública que se elevó de 27806 millones de dólares en 1998 a 100965 en septiembre de 2012. A pesar del mito de inclusión social creado por una fortísima publicidad, el gobierno de HC quedó muy por debajo de la obra de la democracia venezolana.

 

Mario Buffone

Miembro del Buró Nacional de Cultura de AD