“Los adecos no sabemos eludir nuestras responsabilidades”

Henry Ramos Allup. 2 de octubre de 2012

 

Se acabó la película. Llegamos al llegadero. Noveno inning. Mientras usted lee esto (escrito el sábado 6 de octubre), debería saber quien resultó vencedor en las elecciones presidenciales.

Solo dos candidatos tienen posibilidad real de ganar: Henrique Capriles, por quien votaré a través de la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática y Hugo Chávez, a quien he combatido desde que este apareció en la palestra pública, y seguiré combatiendo, independientemente del resultado electoral.

Los adecos, como lo soy, decidimos apoyar a Henrique Capriles, y lo hicimos con fervor, con entrega, con coraje. A pesar de la falta de recursos, no hubo día en que militantes de Acción Democrática no hicieramos eventos, caminatas, conversatorios, reuniones, casas por casa, volanteos. Acompañamos a Capriles a todos sus eventos, conformamos el comando de Adecos con Capriles; formamos parte de la Comisión Política de la MUD; hicimos más de noventa actos nacionales, como bien recordó Alberto Betancourt, secretario nacional de Profesionales y Técnicos de Acción Democrática en el acto de Profesionales Adecos con Capriles; fuimos parte fundamental en la redacción del plan de gobierno presentado por el candidato al país. Acción Democrática se volcó a hacer posible que Henrique Capriles se convirtiese en presidente. Esa entrega adeca me emociona y llena de orgullo.

Pero, cualquiera que haya sido el resultado, la vida continúa y Venezuela sigue siendo Venezuela. El país no se acabó, ni se acabará.

¿Que va a hacer Acción Democrática de aquí en adelante? Insistir en la ruta democrática, en el fortalecimiento de las instituciones, en volver a darle a la política el valor ético que perdió hace mucho tiempo. Como humilde militante afirmo que los adecos tenemos como meta defender la democracia. Desde el gobierno o desde la oposición. Con el gobierno o con la oposición. Por ello no acompañamos salidas extrañas: si ganamos por un voto, lo defenderemos, pero si perdemos por un voto lo reconoceremos.

Insistiremos en la aplicación de políticas socialdemócratas, de la socidemocracia moderna: en la disciplina fiscal y la estabilidad macroeconómica pero con un Estado socialmente responsable, un Estado como regulador último de la economía y un gran compromiso con el bienestar social de las mayorías. Seguiremos promoviendo un Estado democratico, eficiente e inversor en sus ciudadanos, el establecimiento de una economía mixta y la promoción de valores como la igualdad de oportunidades, la justicia, la responsabilidad y la inclusión. Nos negamos a la guerra de clases que propone el chavismo desde su visión estalinista, porque ello sólo implica un desarrollo desigual entre ricos y pobres.

Si ganó Capriles, como espero que haya ocurrido, será apoyado por Acción Democrática, sin duda alguna, pero no de manera ciega. Después de lo vivido en los últimos catorce años, sabemos que los cheques en blanco son muy peligrosos. Pero apostamos por una gran unidad entre todos los factores que forman parte de la Mesa de la Unidad, para lograr la Venezuela del progreso, un gobierno eficiente que pare cualquier posibilidad de vuelta del chavismo al poder. Acción Democrática juega a la unidad, y seguirá haciendolo. Creemos necesario un gobierno de inclusión. La Unidad debe salir fortalecida, y los adecos haremos lo posible para ello. Si gana Chávez, seguiremos combatiéndolo, como lo hemos hecho desde hace tanto tiempo, de manera frontal, directa, sin amagues, denunciando las tropelías y arbitrariedades que, indudablemente, segurían ocurriendo. Porque, a pesar que ha jurado ser mejor presidente si lo reeligen, y -ahora si- encargarse de los venezolanos, Hugo Chávez seguirá siendo el nefasto mandatario que ha sido siempre.

Si ganamos o perdimos, el resultado es el mismo: hay que continuar. No basta con salir de Chávez sino de toda la podredumbre que hay debajo. Queda aún un sistema burocrático basado en la más asqueante corrupción; queda un sistema de justicia atrapado de un solo lado de la balanza; quedan unas instituciones que abiertamente le hacen campaña al chavismo.

Que nadie se achinchorre, porque esto continúa.

 

Manuel Rojas Pérez

Responsable Nacional de Capacitación y Doctrina de AD