La Unión Cívica Radical condena enérgicamente el autoritarismo y la represión del gobierno de Venezuela.

A lo largo de los meses hemos asistido a acciones de violencia política ejercidas contra grupos civiles, estudiantiles y prensa opositora por parte del gobierno de Nicolás Maduro.

Asimismo, el radicalismo repudia la existencia de grupos de choque organizados por el gobierno venezolano destinados a atacar manifestaciones populares opositoras, llegando a niveles de escándalo al ordenar la captura de dirigentes políticos no oficialistas, lo cual implica un retroceso en la cultura política Latinoamericana que nos remite a las dictaduras y autoritarismos por décadas superados.

Esta condena de la UCR requiere una práctica consecuente de la solidaridad de toda la región, en tanto y en cuanto el retroceso del ejercicio de las libertades públicas en Venezuela debe ser considerado un agravio a la calidad democrática en América Latina.

Por ello el Comité Nacional de la UCR resolvió instruir a sus bloques parlamentarios para impulsar iniciativas que exijan que el gobierno argentino lleve a cabo acciones destinadas a garantizar la inmediata libertad de los líderes políticos y estudiantiles en Venezuela y la garantía de los derechos políticos y civiles en dicho país.

Y también solicitar a la Internacional Socialista el inmediato envío de una delegación de representantes de todos los partidos miembros de América Latina y el Caribe para solidarizarse con las víctimas de la represión, sus familias y para realizar todas las acciones internacionales destinadas a que el gobierno venezolano respete el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención Americana sobre Derechos Humanos.