“En alerta de salubridad pública se encuentra el Hospital General “Padre Justo” de Rubio, no tiene pabellón, ni reactivos, no hay insumos para las intervenciones quirúrgicas. Al menos mil personas han dejado de ser atendidas y 5% de estas han muerto; las dos ambulancias que existen no sirven, el equipo humano valioso de médicos y enfermeros que prestan sus servicios allí piden auxilio ante la desidia del gobierno, ya que este centro de salud lleva cinco meses en cierre técnico, mientras el gobernador del Táchira aprueba recursos para pagarle a los colectivos violentos y prefiere que la gente de la frontera se muera”, así lo denunció la diputada a la AN por AD, Laidy Gómez.

La parlamentaria manifestó su preocupación ante la “crítica” situación del centro asistencial y se preguntó “¿dónde está la gestión en materia de salud del gobierno regional? ¿Será que al gobierno regional no le importa la muerte de centenares de rubienses? Señores, han fallecido connotados personeros por falta de ambulancias para trasladarlos a San Cristóbal”

“Mientras eso pasa, aquí se generan recursos para pagarles a los colectivos armados que amedrentan y vulneran a nuestro pueblo. Por qué no distribuyen partidas para la salud de los rubienses, que tienen cinco meses con el hospital con cierre técnico, en lugar de sembrar terror?, fustigó la legisladora.

Cuestionó que el director del Hospital, de apellido Monroy, “no ha sido contundente” en la formulación de denuncias para que envíen recursos a este centro asistencial, y aseguró que, “lamentablemente no existe voluntad para solventar la crisis de este centro hospitalario que atiende a comunidades del municipio Córdoba,  y localidades fronterizas como San Vicente de la Revancha, Rio Chiquito, entre otras”.

“Están jugando con la vida de los tachirenses, han muerto personas infartadas porque no hay ambulancias operativas. Eso es injustificable. Ah, pero sí hay plata para pagarle a los colectivos que le hagan daño a la gente”, reprochó Gómez.

Anunció la diputada que elevará la denuncia ante la comisión de Salud de la AN para que “el Ministerio de Salud tome cartas en el asunto, porque este hospital tipo dos posee una infraestructura que se desaprovecha y deja de prestar atención prioritaria en salud a nuestro pueblo, por no tener material quirúrgico, ambulancias, medicinas ni reactivos”.

“Reiteró que: “En estos cinco meses, 5% de las personas que se han dejado de atender ya han muerto por negligencia gubernamental, y esas muertes van al cargo de conciencia de Vielma Mora, que anda pendiente de sus negocios y no de los problemas del pueblo tachirense”, sentenció.