Adeca de pensamiento y acción, Lorena Patricia Mejías Perdomo dice trabajar día y noche para que el candidato de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Henrique Capriles Radonski, sea el triunfador de las elecciones presidenciales del 7 de octubre (7-O).

Desde su posición como coordinadora regional de Fuerza Joven en el Comando de Campaña Venezuela, considera que es necesario un cambio, a fin de que los estudiantes y profesionales puedan tener nuevas oportunidades y mejor calidad de vida.

Ante las dudas o temores que puedan tener los electores, señaló que los jóvenes se han preparado para evitar cualquier confrontación y para actuar apegados a la ley, en este proceso comicial.

Con 22 años, piensa en ser madre algún día y quiere que sus hijos vivan en un país distinto, sin violencia y con seguridad, algunos de los problemas que indicó, no ha logrado resolver el actual presidente y aspirante a la reelección, Hugo Chávez.

-¿Cuál será el trabajo de Fuerza Joven el 7-O?
-Seremos los guardianes del voto en los centros electorales del estado Anzoátegui. Tendremos presencia en todas las mesas, además de los tres testigos que llevará el Comando Venezuela. La población tiene que ejercer su derecho con confianza, por eso  estaremos allí asegurándonos de que no nos hagan trampa. No dejaremos las mesas solas y en caso de que haya algún intento  de operación morrocoy o sabotaje, vamos a animar  a la gente en la cola para que no se vaya.

-¿Cuáles son las expectativas que tienen de este proceso?
-Lo que todos queremos es un cambio. No al continuismo, no al mismo Presidente. Los jóvenes estamos cansados de burlas, violencia, eructos, despidos y cadenas. ¿Sabes qué es chimbo?, que tengamos uno de los estados más inseguros y las reservas de petróleo más grandes del planeta  en Anzoátegui. Tu ves que hoy en día los taxistas, los perrocalenteros y los buhoneros son abogados o ingenieros. No hay un trabajo digno para los profesionales ni oportunidades de empleo para nosotros. Te tienes que poner la franela roja para conseguir cualquier cosa. La infraestructura de las universidades sigue siendo las misma de hace 20 años.  No sabemos hasta qué edad pueda llegar la generación de relevo, hay niños de 14 años con dos homicidios encima. Es cierto que la familia es la que forma los valores, pero si en la calle lo que se consigue es violencia, puedes reaccionar igual.

-¿Qué rescataría del actual gobierno?
-Allí están las misiones. Henrique Capriles ha dicho que no va a acabar con ellas, pero hay que mejorarlas. Nosotros recogimos firmas para impulsar la aprobación de la ley de misiones sociales y para que estos programas vayan dirigidos a las personas que realmente los necesiten, no para ellos mismos (oficialistas). Tampoco estamos de acuerdo con que sean financiadas por Petróleos de Venezuela, creemos en la autogestión.

-Si Capriles pierde ¿qué le espera a la oposición?
-Capriles no pierde ni con trampa, porque no la van a poder hacer. Nosotros estamos trabajando para resguardar el voto y para evitar el amedrentamiento de los rojos rojitos. Además, el 16 de diciembre y el 14 de abril de 2013 vienen nuevos procesos electorales, cada quien tiene una responsabilidad asignada y los candidatos son los jefes de campaña de Henrique Capriles, lo que garantiza que se cumpla su proyecto de gobierno.

-¿Los electores aplicarán el voto castigo el 7-O?
-Claro que sí. Los venezolanos y las venezolanas están cansados de que los obliguen a marchar, a  ponerse la camisa roja, a  repartir volantes, a hacer colas  y hasta qué les digan lo que van a comprar. Matan a nuestros amigos, vecinos y familiares en la calle, mientras   la inflación nos está consumiendo. Eso lo vive toda la sociedad. Además existe la garantía de que el voto es secreto.

-¿El proceso electoral es confiable?  
-Seguro. Nadie puede saber por quién votaste a través de  la captahuellas. Es imposible que alguien pueda escanear el sistema del Consejo Nacional Electoral. Eso se lo hemos explicado a todos los votantes  en las  visitas   casa por casa.

-¿Cuál es la mayor virtud de Capriles y qué le falta?
-Es un joven que ha sabido gerenciar en cada uno de los puestos que ha ocupado. La misma gente del estado Miranda, donde él es gobernador, nos dice que debemos confiar en Capriles. Fue al proceso de  las primarias y ganó. Después logró que la sociedad y todas las toldas de la oposición lo respaldaran como candidato unitario. Eso es importante. Cuando alguien se gana el corazón de la gente con sus propuestas es porque tiene sensibilidad humana. Me encanta cuando dice que las mujeres lo vamos hacer Presidente, eso  nos da un alto nivel de confianza. No le veo nada negativo.

-Hay quienes opinan que Capriles es como un artista al que todos quieren ver o tomarse una foto con él, pero que  no ha logrado permear el sentir de los electores e inclinarlos a su favor ¿Cuál es su opinión?
-Es que  va ser el próximo Presidente. No es artista, ni trata de parecerlo, pero hay cosas que han calado muy fuerte en la población, una de ellas es la gorra tricolor. Se ha convertido en un vínculo emocional. Uno va a cualquier sitio y ve a cinco o a seis personas llevando la gorra  con agrado, porque sienten la campaña como suya. Ha servido para identificarse con el candidato, sean del sector que sean. Su mensaje ha llegado a todas las clases sociales. Ha visitado pueblo por pueblo, camina, está en la calle,  da la cara y eso le ha gustado a la gente. Por donde nunca ha pasado Chávez en estos 14 años, ha ido el flaquito, como ahora  lo llaman.

-¿Cómo es la relación del Ejecutivo nacional con las universidades nacionales?
-Los universitarios han sido los más golpeados por este gobierno, por eso apoyan el cambio. La mayoría de las federaciones de centros y las autoridades rectorales son de oposición. Las casas de estudios superiores están asfixiadas. A Chávez no le importan que sean venezolanos sino que estén con él. Los estudiantes no han comprado su propuesta.

Katy Jurado

Entrevista publicada en www.eltiempo.com.ve