Manuel Rojas Perez

 

¿Usted ha revisado los libros de la Colección Bicentenario? ¿Sabe de qué se tratan? ¿Cuál es su contenido?

 

En nuestro artículo de la semana pasada prometimos que hablaríamos sobre la Colección Bicentenario, en el marco de un plan de defensa de la educación contra la imposición del pensamiento único y la politización e ideologización de la educación para alienar a nuestros niños en un modelo político concreto. Dijimos, y aquí lo reafirmamos, que nos conseguirán en pie de lucha contra este intento fascistoide del gobierno nacional.

La Colección Bicentenario son una serie de libros de texto que desde hace tres años utilizan más de tres millones de niños y más de cien mil docentes en todo el país, en las áreas de estudio de ciencias sociales, ciencias naturales, matemáticas y lenguaje. A través de estos libros, el gobierno nacional ha puesto en práctica el nuevo currículo bolivariano, aun antes de haberse aprobado.

El contenido de estos libros es verdaderamente alarmante, ya que tiene información sesgada, falsa, totalmente contraria a la realidad. Ejemplos en libros de matemática donde lo que resalta no es la operación aritmética sino el escenario, que regularmente es en una comuna donde se maneja el trueque como si fuese una figura económica regular o en un CDI donde los médicos cubanos son más eficientes que los venezolanos.

El libro de ciencias sociales de sexto grado es particularmente amenazador a la educación de nuestros niños. En ese libro se moldea la historia a conveniencia del gobierno nacional y no de lo que realmente pasó.

Fotos del fallecido Hugo Chávez, abrazando una niña pueden verse en la página 130 de este libro, cuando a otros presidentes solo le dedican caricaturas burlescas; en la página 131 se explican que son las misiones Che Guevara y el desarrollo endógeno, la misión Robinson y otras, pero nunca se habla de lo que fue Acude para Venezuela; en la página 144 analizan el contenido de la propiedad colectiva, que no existe en nuestro ordenamiento constitucional; en la página 146 puede conseguir el concepto del consejo comunal con la frase “El Poder somos todos y todas”; en la página siguiente le dicen a los alumnos de sexto grado: “Prepárate, dentro de poco irás a un liceo bolivariano o a una escuela técnica robinsoniana, donde participarás en la organización estudiantil y tendrás derecho a ser vocero o vocera” como si fuese una obligación del niño el participar en este tipo de organizaciones; la página 64 explica que es el ALBA y UNASUR pero no hace una sola referencia a la Comunidad Andina de Naciones, la OEA o a otros medios de integración internacionales.

El libro de ciencias sociales para cuarto grado, en su página 156, hablando de la patria, defiende la integración latinoamericana –que no rechazo, por cierto- pero con contenido xenófobo contra países de otras latitudes. “El siglo XXI rompió el silencio de los pueblos latinoamericanos”, se lee en la página 158.

Geografía de Venezuela, en su edición para quinto año, muestra en la página 196 descripciones y conceptos concernientes a los servicios públicos. El despliegue principal da una mirada a la atención médica y se incluye de manera enfática, y a modo evidente de propaganda, a la misión Barrio Adentro. También resaltan los proyectos Canaima Educativo y Simoncito.

Además de las falsedades que en esos libros aparecen impresos, el contenido es absolutamente escueto y deficiente en materias técnicas necesarias en la educación básica y diversificada. Para bachillerato en un solo tomo de 150 o 200 páginas se explican física, química y biología, a diferencia de épocas donde se estudiaba por verdaderos tratados como el Algebra de Baldor o los libros del profesor Serafín Mazparrote, por poner dos ejemplos.

Son miles los casos de ideologización y politización que se consiguen en estos libros. Le invitamos a leerlos, a informarse con exactitud sobre su contenido. Se pueden leer en la página web http://www.me.gob.ve/coleccion_bicentenario/ Sepa que le están poniendo a leer a su hijo en el colegio para que se oponga con un criterio formado.

 

Twitter: @rojasperezm