El compromiso que realizamos con los productores, campesinos, agrotécnicos, comerciantes y todos los consumidores, es decir, los 30 millones de venezolanos, sigue intacto. Por supuesto, debemos realizar los análisis y las reflexiones pertinentes para el futuro, que no está distante, y  transmitir el mensaje de la necesidad imperiosa de tener un sistema agroalimentario INDEPENDIENTE.

En la actualidad, el gobierno nacional ha convocado al diálogo nacional, con todos los sectores democráticos, sin embargo, en el Sector Agrícola, se vuelve a designar al economista Juan Carlos Loyo como Ministro de Agricultura y Tierras, ciudadano con el cual no existió comunicación alguna y por el contrario, los productores de todo el país debían apersonarse en la sede del MPPAT en Caracas, para que fueran escuchados por los medios de comunicación, porque ni siquiera les atendían su petición. Aunado a la amenaza permanente de seguir “Rescatando” tierras con arma en cinto que, hoy por hoy, continúan improductivas (90% de las 4 millones de ha expropiadas).

Lo que se vislumbra no es nada favorable para el sector agrícola, donde el pan nuestro de cada día seguirá siendo los chantajes políticos para obtener algún crédito o insumo por parte de Agropatria, el sobornar a los personeros del INTI para que no expropien el terreno, continuar lidiando con la regulación de precios y la competencia demoníaca con los productos importados, que “por los vientos que soplan” nos llevarán a tener un 85% de dependencia alimentaria. Además de un sistema agroalimentario que seguirá siendo manejado centralmente por el INTI y MPPAT en Caracas, en franco desconocimiento de la realidad que se vive en las regiones productivas.

Por esto continuaremos recorriendo los pueblos y los caseríos, donde se ejerce esta noble profesión, para escuchar las problemáticas de los que están siendo más afectados con esta situación, que son los más desprotegidos. Por lo tanto, seguiremos elevando las denuncias ante los medios de comunicación social, en los organismos competentes y llevaremos el mensaje que incluye las propuestas para alcanzar un Desarrollo Agrícola de manera sostenible e independiente, donde el Estado: a) garantice la innovación tecnológica generada en los centros de investigación agrícola de las principales universidades del país, b) fortalezca las instituciones y c) promueva oportunidades a más de 300 mil agrotécnicos en todo el país para que se conviertan en emprendedores agrícolas.

Saúl E. López

Miembro del Buró Nacional Agrario de AD