Venezuela goza de una belleza inigualable. Nuestro creador se empeñó en regalar a nuestra tierra unas maravillas naturales que dejan a cualquier mortal con la boca abierta. No sólo hablamos de paisajes paradisíacos, sino de ser uno de los países con mayor biodiversidad del planeta.

Cualquier Venezolano que se encuentre con un extranjero comenzará una narración emocionada de lo increíble que es la naturaleza en nuestro país. Desde los Roques a los Tepuyes, desde el Caribe hasta los Llanos, desde la selva a la montaña. Pero estas maravillas naturales que tenemos han corrido el peligro de desaparecer por la incesante y perjudicial actividad del ser humano. Ha sido necesaria la intervención del Estado para protegerlas, y por eso se creó la figura de los Parques Nacionales. Un Parque Nacional es un área protegida por el gobierno que no permite actividades del ser humano que dañen el ecosistema o el paisaje.
Venezuela tiene 43 Parques Nacionales, de los cuales 30 han sido decretados por gobiernos de Acción Democrática. El partido del pueblo ha llevado la batuta de la conservación ambiental en Venezuela, y seguimos y seguiremos dando esta lucha tan importante.
El último Parque Nacional fue creado en el año 1993. En un mes vamos a cumplir 20 años sin celebrar el nacimiento de una nueva área protegida por el gobierno nacional. Esto, en sí mismo, es inaceptable.
Pero la historia es más triste aun:
El actual gobierno ha olvidado por completo la protección de nuestros parques. Parece que a Chávez le importa más el nombre de un parque que su efectiva protección.
El Instituto Nacional de Parques, INPARQUES, está sufriendo un déficit presupuestario de más del 67% según el propio secretario general del sindicato de sus trabajadores. Qué indolencia hay que tener para dejar que las maravillas que nos caracterizan como nación queden olvidadas a la hora de la asignación de presupuesto.
Por este medio hacemos un llamado a todos los Venezolanos, a todos los partidos políticos y al gobierno nacional a que no politicemos este tema. La protección de la naturaleza no es una política de izquierda o de derecha, es una política de Estado.
También hacemos un llamado sumamente respetuoso al gobierno nacional para que asigne los recursos necesarios a INPARQUES para que sus trabajadores, verdaderos héroes de la patria, puedan cumplir con su elevadísima función de mantener el gentilicio Venezolano intacto. Porque si nuestra Canaima se destruye, perderemos todos una parte de lo que es ser Venezolano.
AD protege nuestras maravillas naturales, invitamos a todos a unirse a nuestra lucha.
Bernabé Gutiérrez
Secretario de Organización Nacional de AD