Angel_20Lugo1

En abril de 2003 apareció “La revolución no será televisada”,  un trabajo de los irlandeses Kim Bartley y Donacha O´Brien sobre los sucesosdel 11 al 13 de abril de 2002, que el régimen repitió miles de veces en VTV y en el exterior. Uno de los temas tratados era el blackout informativo  durante esos días de protesta,de quienes pedían el regreso al poder del presidente Chávez. Allí está la intervención del “lord” Chaderton en la sesión del Consejo Permanente de la OEA, con su voz engolada, hablando de la desinformación hacia el pueblo. Explicaba el diplomático,  que mientras Chávez era separado del poder y cuando la gente estaba en la calle y era víctima de la represión,  los canales estaban pasando dibujos animados… “Mientras millones de venezolanos se lanzaban a las calles en todo el país para recuperar la democracia junto con la Fuerza Armada, ¿qué podían ver los observadores internacionales en las pantallas de la televisión venezolana? Tom y Jerry, el Pato Lucas y Porky, el canario Piolín y el gato Silvestre, y también, el Correcaminos y el Coyote. Dibujos animados, señoras y señores, mientras las fuerzas represivas del golpismo disparaban contra nuestra gente.”Luego Chaderton agradeció a dos periodistas, uno de ellos de CNN, porque  habían colaborado al mostrar al mundo la realidad de la situación. Se trataba de Antonio José Caballero y Otto Neustald.

Vueltas que da la vida. En 2002 se criticó de manera feroz a la tv venezolana. Se le caracterizaba como racista, inmoral, que no transmitía información al pueblo  y dependiente de intereses del capital. Ahora, en 2014, esas mismas estaciones de televisión y radio privadas,  junto al sistema de medios públicos, se encuentran en pleno blackout informativo, incluyendo los medios privados que han sido comprados por amigos del gobierno. Así, la censura y la autocensura están presentes en la protesta estudiantil y social. De acuerdo a los medios no pasa nada en el país, e incluso se llega a casos extremos como el de Venevisión que, después de 39 años ininterrumpidos dando cobertura a la entrega de los Oscar, decidió no transmitir la premiación porque al menos de un actor se esperaba, tal como efectivamente ocurrió, la mención de los casos de Venezuela y Ucrania.

Para tragedia del régimen, la censura y la autocensura no han podido contener del todo la filtración de los hechos. Tal como ocurrió en 2002, con aquellos dos periodistas que laboraban en medios distintos, esta vez las redes sociales multiplicaron las voces del periodismo ciudadano, desde donde se  le ha hecho saber al mundo lo que en verdad ocurre en Venezuela desde el 4 de febrero, una fecha,  por cierto, también sagrada en las efemérides del régimen. Si bien se estima que la penetración como fuente informativa de las redes es alrededor de 16%, se considera que en esta crisis ese alcance ha aumentado un 10%. Las redeshan colocado al régimen contra las cuerdas, con todo y lo descentralizado que es la difusión de los mensajes y el ruido y desinformación que se generan por informaciones no veraces, guerreros del teclado y más. La etiqueta o hastag #SOSVenezuela ha tenido un impacto tremendo, allí se han  reunido artistas, deportistas, venezolanos en el exterior, figuras y personalidades que han amplificado la protesta. La gira de Elías Jaua por América Latina, Europa y la ONU pareciera tener poco impacto. La caída del comunismo en Polonia ocurrió entre otras cosas porque la resistencia y el movimiento Solidaridad recibieron apoyo, haciéndole entrega de cámaras de video para hacerle llegar al mundo imágenes de la represión del régimen.

El 12 de febrero, día de la juventud y centenario de la batalla de la Victoria, vueltas que da la vida nuevamente, la juventud en Caracas es repelida por fuerzas de seguridad y grupos paramilitares. La tesis que fabricó el gobierno y que daba cuenta de una supuesta incursión de francotiradores opositores,  fue insostenible gracias a videos y grabaciones colgados en youtube por periodistas, ciudadanos y espontáneos. En esta “guerra” de imágenes, el régimen no ha podido mostrar  una sola prueba audiovisual de algún estudiante con armas de fuego, mientras que por el contrario crecen y crecen los videos sobre la actuación represiva y armada de los organismos de seguridad y de sus paramilitares – colectivos armados.

Gracias a lo anterior, el tema central es la violación de los derechos humanos. “Candelita que se prende, candelita que se apaga” dijo Maduro y de inmediato se produjo una operación conjunta entre GN, PN y motorizados, con el objetivo de levantar los bloqueos en Caracas. El saldo trágico, de dos muertos, confirma la naturaleza de la lucha. “Un mensaje a la paz”,  según habría señalado la Fiscal General de la República. Todavía permanece en el ambiente  la violencia de aquél tuit de Ameliach, gobernador de Carabobo, sobre la acción fulminante que harían las UBHC, solo a la espera de una orden Cabello. No sabemos si la orden llegó, pero murieron dos damas jóvenes con tiros y perdigones, junto con una estela de heridos y daños a propiedades y bienes privados.

¿Cuál es el saldo? Después de un mes deprotestas sociales y estudiantiles, se cuentan 22 muertos y 1603 detenidos para esta fecha. Muchos van a juicio, tienen régimen de presentación. Hay 50  detenidos con proceso,más de 500 heridos de todo tipo y cerca de 25 denuncias de tortura. Ciertamente un buena parte del país no tiene total conocimiento de lo que está pasando, gracias al control de los medios y al aparato comunicacional-cultural-propagandístico. Afuera del país la cosa es distinta gracias a las redes, pero cada día se sabe más.

A “la revolución no será televisada”, debería venir “la protesta no será televisada”. Lo que tenemos es una protesta social que se intensifica, que evoluciona porque hay motivos y razones para el malestar. Así que el gobierno no puede decir que el pueblo lo que busca es tumbar al gobierno. Hoy Venezuela es noticia en el mundo por su violencia, la criminalidad, la escasez, y ahora por la violación de los derechos humanos. “Lord” Chaderton debería recordar que él mismo  citó al Papa cuando intervino en la XXXIII Asamblea General de la OEA, celebrada en Chile el 9 de junio de 2003. Allí repitió la siguiente cita de su santidad “(…)solo cuando la sociedad tiene libre acceso a una información veraz y suficiente, puede dedicarse a buscar el bien común y respaldar una responsable autoridad pública.”

Gente de las zonas populares de El Guarataro y Minas de Baruta en Caracas, y la Isabelica en Valencia se han movilizado.   La protesta no está siendo televisada pero, gracias a las redes y su impacto en “radio bemba”, empezamos a percibir en los sonidos del silencio que la población comienza a debatir sobre el tema de la protesta, ya no es la sola visión del régimen. Como en la relatoría de Chaderton, entre el Correcaminos y el Coyote al que nada le funciona, cuidado y  estamos en presencia de una comiquita… que se está convirtiendo  en realidad

Ángel Lugo

Secretario Político del CEN de Acción Democrática

@alugodiaz