Para el presidente Nicolás Maduro la escasez de alimentos, que aún persiste en el país, obedece a la “guerra económica” que han emprendido sus detractores; sin embargo, Pedro Benítez, coordinador nacional de la comisión de políticas públicas de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), aseveró que los problemas económicos se deben a la falta de una política clara que permita estabilizar la situación.

“Este gobierno lo que ha hecho es tratar de arreglar un barco que está haciendo agua por todos lados, porque no hay una política ni una estrategia clara en materia económica, lo que hay son medidas inconexas, desacertadas e incoherentes”, enfatizó el también secretario político nacional de Acción Democrática (AD).

Además de la escasez de productos básicos de alimentos, que de acuerdo al Banco Central de Venezuela (BCV) en junio se ubicó en 19,3%, la inflación está afectando al venezolano, pues en el pasado mes se situó en 4,7% y acumuló un incremento del 25% durante el primer semestre del año.

“En este momento, en Venezuela tenemos la inflación mensual más alta del mundo. Solamente en un mes los precios crecen más rápidos en todo un año en países como Colombia o Perú. De esa manera podemos darnos cuenta del dramatismo de la situación que estamos viviendo”, expresó Benítez.

Asimismo, señaló que el problema económico se debe a que cada día Venezuela se hace más dependiente de las importaciones, “y ahora tenemos una crisis con el déficit de flujo de caja en dólares que tiene el fisco nacional por la vía de Pdvsa”.

Ante eso, Benítez manifestó que “estamos en el peor momento, no tenemos producción nacional para sustituir los productos importados y no tenemos suficientes dólares para poder atender la demanda del consumo a través de las importaciones, y eso lo estamos viendo con la situación dramática de la escasez de dólares que es el problema central que no se ha podido resolver en los últimos meses”.

Contradictorio

Pese a que el gobierno del presidente Nicolás Maduro tuvo un acercamiento con el sector privado para reactivar la producción nacional, a juicio del dirigente nacional de la MUD, lo que ha habido son incoherencias por parte de las autoridades.

Comentó que en las reuniones con los empresarios, el Gobierno ofreció divisas para agilizar las importaciones, “pero no cumplen con ese compromiso, y para completar el cuadro ponen al frente del Indepabis a Eduardo Samán, quien tiene un discurso fuertemente anti-empresarial”.

Allí vemos -dijo Benítez- que el Gobierno está enviando dos mensajes contradictorios, pues lo que manifiesta Nelson Merentes no se corresponde con lo que dice y hace Eduardo Samán; y las cosas que Merentes ha dicho como agilizar el suministro de dólares, tampoco se han cumplido.

Cambio radical

De seguir con las mismas medidas económicas que está aplicando el Gobierno nacional, Pedro Benítez auguró un deterioro aún mayor para el país. “Por ahora tenemos niveles de inflación mensual de un dígito, pero luego podrían llegar a dos y ponernos a la puerta de una hiperinflación”.

Por tal razón, el secretario político nacional de AD, sostuvo que en Venezuela tiene que haber un cambio de rumbo radical en la estrategia y la forma cómo están gobernando el país.

María José Aguilar

Información publicada en www.ultimahoradigital.com