El diputado Ezequiel Pérez Roa (UNIDAD-Táchira) denunció que los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional (GN), violan flagrantemente los artículos 55 y 68 de la Constitución, cuando implementan el uso de gas lacrimógeno, perdigones, gas pimienta y mostaza, éstos dos últimos mecanismos de control, no están regularizados ni estipulados en la Constitución para contrarrestar las marchas pacíficas que siempre arroja lamentables resultados de personas heridas, asfixiadas y privadas de libertad.

Exhortó al gobierno respetar el derecho a la protesta pacífica que ha sido cercenado con el uso de la fuerza represiva por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, contra las recientes marchas convocadas por parlamentarios y líderes políticos de la Mesa de la Unidad Democrática, para exigir la destitución de los magistrados y el golpe de Estado vigente en contra de la Asamblea Nacional y la Constitución.

El legislador tachirense consideró que esa forma de repelar las manifestaciones pacíficas, “son acciones cobardes y demuestran que el régimen está frágil y desesperado porque perdió el apoyo del pueblo”.

“¿Cuál es el miedo de este gobierno? La calle es del pueblo, la calle es libre, no es de la policía ni la Guardia Nacional ni mucho menos de este gobierno opresor. Respeten a la mayoría de los venezolanos”, inquirió Pérez Roa, no sin antes asegurar, que como diputado por el estado Táchira ante el Parlamento, estas arremetidas intimidatorias no doblegarán “el espíritu de lucha para defender el derecho de todos los venezolanos y restablecer el orden constitucional en el país. “