El diputado de la Asamblea Nacional por el estado Monagas, Piero Maroun, se pronunció con relación a los señalamientos de presuntos delitos que desde Estados Unidos se hicieran en contra del actual vicepresidente del país, Tareck El Aissami, asegurando, desde su perspectiva como parlamentario, la autoridad de gobierno debería separarse del cargo y ponerse a derecho para que se le apertura el proceso de averiguaciones.

“El que nada debe, nada teme, por eso lo más prudente es que se ponga a derecho de las autoridades para que como parte del Ejecutivo venezolano, rinda cuentas de los señalamientos”, manifestó.

En el mismo orden de idea llamó a la calma del pueblo venezolano, asegurando que esta no es una amenaza nacional, es una denuncia puntual sobre el funcionario, que en nada involucra al resto de la ciudadanía.

Maroun aprovechó la entrevista realizada en Primera Página de Globovisión para referirse al proceso de reestructuración de la MUD, usando la frase “la gente necesita dirigencia y esta necesita del pueblo”, términos con los que explico que todas estas modificaciones, que estima se den en las próximas horas, deben responder a las necesidades de cambio y participación que requiere el venezolano.

Invitó a las fuerzas vivas opositoras a no perder la esperanza de cambio y a seguir luchando por un mejor país, pues aun sus representantes siguen en pie de lucha para el rescate de Venezuela.

Monagas

Finalmente , el parlamentario acotó que es de suma importancia que el Gobierno Nacional, responda al pueblo por las obras paralizadas en el país, producto de la misma mala gerencia que hoy por hoy los hace blanco de severos señalamientos; colocando como casos puntuales el Hospital Oncológico de la ciudad de Maturín y la construcción del acueducto Amana-Maturín; financiamientos que al parecer fueron “aprobados” por el Ejecutivo en años pasados y aun no se ha visto la primera piedra en las construcciones.