El vicepresidente a la Asamblea Nacional por la Unidad, Henry Ramos Allup,manifestó su preocupación ante las represiones tomadas por las autoridades nacionales en las protestas que se han llevado a cabo desde hace varios días a escala nacional y lamentó que se tenga que ejercer presión desde las calles para que se realicen las elecciones.

En este sentido, destacó que quienes se unen a las marchas, incluyendo su persona, se exponen a que los maten, les lancen bombas desde un helicóptero y los repriman con gas lacrimógeno, aun cuando solo exigen que se publique el calendario electoral, que tiene más de cuatro meses de retraso.

Asimismo, señaló que no existe democracia en el país, y exhortó a las instancias nacionales e internacionales a ejercer presión sobre el Gobierno Nacional para que se restituya el orden constitucional, se liberen los presos políticos, se habilite el canal humanitario y la separación de Poderes.

Por otra parte, aseguró que la oposición venezolana no se dejará amedrentar por el Gobierno, y apuntó que, a pesar de que se ha convertido en una “Odisea” hacer que se cumplan los derechos electorales, “primero se van a cansar ellos de reprimir, que nosotros de reclamarlos”.