Al hacer un balance de los resultados obtenidos en las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre, el Secretario General Nacional de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, recomendó a las fuerzas democráticas del país corregir los errores cometidos para incrementar las posibilidades de triunfo en los comicios de gobernadores y Consejos Legislativos regionales previstos para el próximo 16 de diciembre.

En primer lugar, para el líder de AD no es una aproximación correcta analizar los resultados basándose en cifras, porque debe tomarse en cuenta que la participación en cada evento electoral es distinta, así como el Registro Electoral se incrementa progresivamente. “Estamos obligados a revisar con mucho detenimiento los resultados de las presidenciales, de más está decir que hubo un ventajismo abusivo y continuado durante toda la campaña. Si la propia Mesa de la Unidad, el candidato, el comando de campaña, aceptaron como válidos los resultados, esto quiere decir que son válidos y legítimos desde el punto de vista numérico”, dijo.

Explicó que “todos los que participamos en la campaña” tuvieron fallas, ente las cuales señaló el programa de testigos y de recolección de actas, aseveración que sostiene sobre la base de resultados que denominó “atípicos” de centros electorales que incluso arrojaron 100 por ciento de votos a favor del candidato del gobierno. “En la Cancillería funcionó un centro electoral, allí Chávez ganó con el 94,96 por ciento de los votos, lo que está fuera de todo promedio; en la antigua CEMEX con el 100 por ciento”, enumeró entre otros casos. Sin embargo, precisó que estos casos no son suficientes para comprometer el resultado final, ya que los cálculos realizados por los técnicos del partido blanco ubican en este renglón de resultados atípicos, o fuera de toda media, a cerca de doscientos mil votos.

También Ramos Allup comentó su preocupación sobre la diferencia porcentual entre los resultados obtenidos en sectores que exhibieron un comportamiento electoral muy disímil a lo tradicional, como lo es el caso de la Parroquia San Pedro de Caracas, en donde tradicionalmente venía ganando la oposición, y esta vez se registraron centros con resultados que sugieren la falta de testigos por la aplastante diferencia, como en el Desarrollo Urbanístico Roosevelt. 

“En los sectores populares la votación porcentual de la oposición disminuyó entre siete y nueve por ciento, con relación a las elecciones parlamentarias”, que si bien considera comicios distintos, son referencias de consultas nacionales. Igualmente señaló el crecimiento de entre tres y cuatro puntos porcentuales en la votación a favor del gobierno en sectores de clase media y clase media alta, tomando como referencia centros ubicados en Chacao, Baruta, Diego Bautista Urbaneja, entre otros. A pesar del reconocimiento de errores, el también diputado ante el Parlamento Latinoamericano considera que hay buenas expectativas de cara a las elecciones regionales del próximo 16 de diciembre. “La descentralización de la campaña va a permitir más eficiencia y más amplitud en la incorporación de gente y de testigos para trabajar, y la segunda gran ventaja es que nuestros candidatos son todos de los sitios por los cuales están compitiendo, no hay importados ni paracaidistas”, subrayó.

Recomendó luchar contra el ánimo caído que produce una reciente derrota electoral, con activismo y movilización, además de basar la campaña en las propuestas regionales. También comentó la necesidad de resolverlos casos en los cuales hay varios candidatos a gobernador, y hasta planchas paralelas para los Consejos Legislativos. Informó que la instrucción partidista es colaborar e incorporarse en todos los comandos de campaña, visto que varios candidatos ya han manifestado su voluntad de otorgar las jefaturas de campañas a dirigentes de AD.

El Secretario General de AD alertó sobre el interés particular que existe en el gobierno nacional de conquistar principalmente las gobernaciones del Zulia, Miranda, Lara y Monagas, por diversas razones políticas, “el grueso del peso del gobierno con todos sus recursos y todo su ventajismo, lo va a poner en esos cuatro estados”. Dijo que allí se pueden mejorar los resultados, como en el resto del país, “pero tenemos que hacer las cosas distintas, nadie puede solo, nada de estar con el delirio de construir hegemonías propias”.

Dijo que otra lección que deja la pasada elección es la evidencia de que entre el sentimiento y la maquinaria, priva la maquinaria. Reconoció que la campaña de la UNIDAD generó un enorme sentimiento y emoción, pero que también lo hubo en el lado del gobierno, que además contó con una enorme maquinaria de movilización y vigilancia de votos. “En el caso del chavismo es un descomunal aparato con una enorme base de datos donde está el Registro Electoral con direcciones, los registros de las misiones, el listado del SAIME, de los funcionarios públicos, que es un gigantesco banco de datos que pone a su servicio”.

Lamentó que existan, según dijo, individualidades que están pensando en la próxima candidatura presidencial y que parecen olvidar que los siguientes compromisos electorales, tan importantes como el del pasado 7 de octubre, están a dos meses en principio, y para abril de 2013.Cree que no sólo debe haber correcciones en las conductas de las organizaciones políticas, sino también en medios de comunicación y en el mundo empresarial, y aprovechó la rueda de prensa para insistir en la necesidad de fortalecer los partidos políticos. “Mientras Chávez hiperpolitiza el país abajo, en sectores de la clase media se dice que la política es sucia. La antipolítica es  también lo que nos ha llevado a las derrotas”.

 

Diálogo sincero

 

Ramos Allup cree que el Presidente Chávez no va a cambiar, a pesar de anuncios de revisión o apertura. Refirió que se negó el proyecto de ley de amnistía en el parlamento porque incluye la libertad sin distinción para políticos en el exilio, presos o sometidos a medidas judiciales, mientras avizora que en diciembre lo que se producirá serán unos indultos determinados, como especie de “caramelitos”.

Sin embargo, le recordó al Presidente de la República que está obligado a gobernar para todo el país, incluso para los seis millones y medio de personas que no votaron por él, y no solamente para sus seguidores. “Yo no voté por usted, Presidente, y no votaré por usted, pero usted también es Presidente de Henry Ramos, de los adecos, de los copeyanos, de los de PJ, de los independientes. No puede seguir gobernando con una mandarria y seguir considerando burgueses, pitiyanquis, antipatriotas a los que no votan por usted”.

Partiendo de esta premisa, solicitó la amnistía, el indulto o el sobreseimiento, según sea el caso, de personas detenidas o que están fuera del país, y nombró a muchos de ellos como ejemplo, pasando por protagonistas de diversos episodios políticos nacionales, incluso aquellos que asegura no compartió.

“Indulte a Carmona Estanga, como a usted lo indultó Caldera. Permita que Carlos Ortega regrese al país, sea generoso. Manuel Rosales que está también en el exterior, es dirigente de un partido político democrático, Nixon Moreno, Oscar Pérez, Rafael Poleo, Roger Rivas, militares de la Plaza Altamira”, y ofreció más nombres, como también el del comisario Iván Simonovis, a quien dijo “le desbarataron su salud y su familia” y el resto de los comisarios y policías metropolitanos, así como a la jueza María Lourdes Afiuni, los hermanos Guevara, el diputado José Sánchez “Mazuco”, Biagio Pilieri, entre otros.

“Libérelos, Presidente, usted acaba de ganar las elecciones, pase la página”, pidió el líder de Acción Democrática, así como dijo esperar que no haya condiciones para un diálogo sin condiciones, real, sincero. “Nosotros perdimos unas elecciones, pero no hemos perdido ni la dignidad, ni nuestra ideología”, subrayó, a la vez de reconocer que ninguna de las partes tiene por qué supeditar las conversaciones que se puedan producir, en las cuales debe existir respeto mutuo.

Prensa AD