El Secretario General Nacional de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, aseguró este martes que la dirigencia y militancia de la organización está comprometida en toda su estructura con la votación y defensa del voto sin titubeos, durante el acto de Profesionales y Técnicos del partido blanco con Henrique Capriles Radonski.

“Yo quiero decir públicamente, y garantizarle a todo el país, más allá de las paredes de Acción Democrática y de sus áreas de influencia, que estamos en capacidad de asegurar rotundamente que en los centros de votación asignados a la responsabilidad de AD se cumplirá al mil por ciento en las responsabilidades electorales, como los adecos históricamente lo hemos sabido hacer”, afirmó tras recordar que hubo distribución de centros entre todas las fuerzas que hacen vida en la Mesa de Unidad Democrática (MUD). Abundó en detalles, por ejemplo con el cumplimiento del horario, para llegar de primeros a la instalación de las mesas y dejar los centros sólo cuando haya concluido todo el evento comicial “porque los adecos no sabemos correr, ni sabemos abandonar nuestras responsabilidades”.

El recién juramentado Vicepresidente de la Internacional Socialista, instó a los venezolanos a votar temprano y poner como prioridad el compromiso con la democracia el 7 de octubre, antes que cualquier otra actividad, y a la vez informó que todas las casas del partido en el país estarán abiertas para recibir a la militancia y recoger denuncias o inquietudes que se pudieran registrar durante las elecciones presidenciales. “No podemos dejar abandonados a su suerte a los testigos, a los miembros de mesa, en una mesa de votación por más de ocho horas, tenemos que hacer que se sientan asistidos y acompañados”, recomendó.

Alertó sobre las informaciones extraoficiales que suelen propagarse durante el día de las elecciones, “que si los ´quick count´, que si las encuestas a boca de urna, que si la encuesta de la embajada yo no sé cual. Aquí el resultado electoral es el que anuncia en su momento y con estricto apego y sujeción a la ley y a los reglamentos vigentes, el Consejo Nacional Electoral (CNE)”. Explicó que todos los partidos y los candidatos suscribieron el compromiso que fue de conocimiento público con el poder electoral, y recordó que no se trató de ningún cheque en blanco, porque en el caso de que surjan motivos para reclamar algo, se procederá a hacer el reclamo a que hubiera lugar.

“En la oposición no hay ni tontos, ni ingenuos, ni desprevenidos. El compromiso es que el CNE cumpla y que los partidos y los candidatos también cumplamos”, y subrayó principalmente el compromiso institucional de neutralidad del CNE y del Plan República. Sobre los militares justamente recordó que hasta el momento las reuniones con el General Barrientos han sido satisfactorias, y dijo esperar que no se permitan los denominados puntos rojos frente a los centros de votación, ni el amedrentamiento a electores con grupos de motorizados. “El Plan República se tiene que limitar a garantizar el orden, la tranquilidad, la seguridad del material electoral y que el proceso se desenvuelva en calma”, afirmó.

Ramos Allup denunció un supuesto mensaje falso que habría surgido en las redes sociales en el cual lo vincularon con el gobierno. “Yo debo ser muy importante si los hackers del gobierno me necesitan a mí. Quiero decirles que yo no estoy en Facebook, lo que tengo es (cuenta en) twitter, lo manejo yo mismo y a cada rato le cambio la clave para que los hackers del gobierno no me lo puedan puyar”, explicó, a la vez de recordar que este tipo de estrategias se seguirán usando para tratar de confundir. Dijo que si el oficialismo quiere saber qué piensa de algún tema que acuda a los medios, porque lo dice abiertamente y le declara a los representantes del Sistema Nacional de Medios Públicos. “No gasten el tiempo quemando una línea de grabación de celulares conmigo; no tenemos plan secreto”, afirmó.

Descartó una vez más la tesis que denuncian algunos voceros oficiales sobre supuestas conspiraciones de la oposición. “Hay que decir una cosa: Si Capriles gana por un voto, el país y el mundo lo creen, pero si Chávez gana por un voto, no sé a quién van a convencer que eso no es el producto de una gran vagabundería”, sostuvo, a la vez de afirmar que “a nosotros ni nos gusta la violencia ni tenemos cómo aplicar un escenario así”.

Dijo que AD está preparada para ganar o para perder, porque Venezuela va a seguir existiendo después de las elecciones. “Lo que tenemos que decidir es si queremos seguir viviendo en este karma, con 152 mil asesinados por el hampa en 13 años, si queremos esta regaladera de dinero venezolano al exterior, colapso eléctrico, colapso del agua; esperemos que elijamos bien”.

El líder de Acción Democrática también afirmó que el secreto del voto está absolutamente garantizado, como lo han constatado y declarado los técnicos de la MUD que han participado en las auditorías y en todo el proceso con el CNE. Por eso exhortó al pueblo a no dejarse amedrentar ni presionar, a pesar de las versiones que indiquen lo contrario.

Con un modelo de la boleta electoral en mano, el Secretario General Nacional de Acción Democrática, indicó justamente el sitio en el cual está ubicada la tarjeta de la MUD (la última fila inferior, de penúltima de izquierda a derecha), para recordar que es en esa opción que deben marcar los adecos del país, como tributo al compromiso que se selló en la coalición democrática mucho antes de las primarias, en julio del año pasado. “Tenemos que hacer nuestra cuña acá porque no tenemos dinero para pagar propaganda en medios”, sostuvo, al insistir en que la tarjeta de la Mesa de Unidad Democrática encarna el sentimiento verdadero sentimiento unitario.

Por la Mesa de Unidad Democrática estuvo presente Ramón José Medina, quien en sus palabras aseguró que compartir con militantes y dirigentes de la tolda blanca a tan pocos días de las elecciones “es para nosotros un momento de gran regocijo”. También en el acto estuvieron representantes de diversos partidos que integran la coalición democrática, y el Alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, quien insistió en la garantía del secreto del voto.

 

Prensa AD