En una clase magistral dictada a su colega -pero por el lado chavista- Juan Marín, el diputado por la Unidad, Henry Ramos Allup, señaló que el único juez que puede evaluar la gestión constitucional realizada por la bancada opositora, es el pueblo venezolano y “no la cofradía de bandidos” del Tribunal Supremo de Justicia.

En efecto, durante su intervención en la sesión de este lunes, el parlamentario aseguró que se adoptará la decisión de declarar el abandono de cargo al presidente Nicolás Maduro, a sabiendas de las posibles acciones que ejecutarán los directivos de los demás poderes públicos.

“Nosotros sabemos que si hoy declaramos el abandono de cargo, las cuatro comadres del CNE no van a convocar a elecciones (…) Pero nosotros no vamos a detener porque  no podemos incurrir en el mismo abandono de cargo de Nicolás Maduro y de otros funcionarios”, remarcó.

En ese sentido, reiteró su compromiso de continuar cumpliendo con su deber para rescatar al país de la feroz y evidente crisis que el “Gobierno fallido y forajido” de Nicolás Maduro generó.

“Sabemos bien que el TSJ tiene lista la respuesta a esta declaración pero no nos abstenemos de cumplir con nuestro deber (…) El Gobierno de Nicolás Maduro es totalmente fallido y forajido (…) El abandono de cargo es la forma de resolver la crisis”, argumentó.