El diputado de la Asamblea Nacional,  Robert Alcalá (Unidad Sucre), aseguró que como parlamentarios están obligados a hacer cumplir la Constitución al denunciar esta nueva pretensión de fraude, por parte del presidente Nicolás Maduro, en llamar a una “Constituyente Comunal”

“Este llamado a una Constituyente sin lugar a dudas es un fraude a la Constitución, a la soberanía popular y al electorado”, reiteró el parlamentario en entrevista a Globovisión.

“El presidente Nicolás Maduro, está continuando con el golpe de Estado ya perpetrado por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, quien pretende burlar la soberanía popular. El pueblo lo que quiere es cambiar al Presidente de la República y no a la Constitución”, reiteró el parlamentario.

Denunció que el gobierno pretender hacer una “constituyente a la medida, una constituyente corporativa”, donde sólo algunos sectores del chavismo elijan la mitad de los constituyentistas. “Esto es una burla a lo establecido en la Carta Magna en su artículo 348, el cual es claro con respecto a la iniciativa, pero el articulo 347 expresa  claramente que es el pueblo, el electorado quien tiene el derecho al voto quien puede convocar a una constituyente”.

“Es en la ciudadanía en quien reside el poder constituyente originario y no quien tiene la iniciativa que en este caso fue hecha por el Presidente. Por eso es un fraude y estamos obligados a hacer cumplir la Constitución como máximo Poder Legislativo electo directamente por el pueblo en 2015”.

Con respecto a retomar el camino de la constitucionalidad hecho por el presidente Nicolás Maduro a los integrantes de la Mesa de la Unidad, expresó que es un llamado “hipócrita”, y dejó claro que los parlamentarios de la Unidad no pueden concurrir a una  constituyente violatoria que lo que pretende es matar la Constitución hecha por Hugo Chávez. “Pretenden acabar el sufragio, el voto y eso está claro en el artículo 347 de la Constitución”.

Con respecto a las movilizaciones, señaló que las protestas de la oposición son espontáneas en comparación a las que realiza el oficialismo, quienes traen personas de los lugares más recónditos del país. “Las protestas de la oposición hasta ahora han sido reprimidas por funcionarios policiales y no le han permitido llegar a instituciones que son del pueblo como es la Defensoría del Pueblo”, la cual añadió “es dirigida por un funcionario que no está del lado del pueblo sino del gobierno”.

Recordó que este llamado hipócrita del gobierno de Maduro a una constituyente argumentando la paz,  “nadie lo entiende”, precisamente porque a Maduro ya no le gusta la Constitución del 1999 porque esa Constitución establece elecciones de gobernadores las cuales dura 4 años y la violan tanto al gobierno como el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Expresó Alcalá que si el presidente quiere paz, debe convocar a elecciones vencidas, abrir el canal humanitario para recibir medicinas y alimentos, liberar a los presos políticos, y respetar a la Asamblea Nacional elegida por más de 14 millones de venezolanos en 2015.

Denunció que el liderazgo de la Mesa de la Unidad ha sido muy claro, “siempre hemos hecho el llamado a protestar de manera pacífica ya que cada vez que se presentan los colectivos es donde hay hechos violentos”.

Finalmente dijo que el objetivo de la convocatoria a marchar hoy es contra el fraude constituyente que pretende ejercer el gobierno en respaldo con el TSJ, el ministerio de la defensa y demás poderes públicos.

Dejó claro “no nos van a sacar de la calle y no van a detener al pueblo que está en la calle, vamos a seguir al frente de las manifestaciones pacificas al frente con el pueblo venezolano”.