El diputado a la Asamblea Nacional Robert Alcalá (Unidad-Sucre) denunció este martes desde el Palacio Federal Legislativo, que hay una orden por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en conjunto al gobierno regional, para que su persona no declare en ningún medio de comunicación social perteneciente a  la región.

Ante esta situación, el parlamentario advirtió: “en el estado Sucre se está ejerciendo terrorismo de Estado por parte del Sebin y del gobierno regional, al amenazar a los dueños de los medios de comunicación si yo salgo al aire dando declaraciones en cualquiera de ellos”.

Alcalá detalló que participó en el programa A media Mañana conducido por José Eduardo Rodríguez, en la estación radial La Cumanesa 105.3 FM; y de inmediato, fue llamado por parte del Sabin el director de la emisora para que este retirara de la parrilla dicho programa o de lo contrario cerrarían la FM.

Según el diputado, esta acción se materializó este martes en horas de la mañana y fue sacado del aire el programa A media Mañana. Añadió que además le fue exigido a todos los medios radioeléctricos sumarse a las cadenas “politiqueras” promovidas por el reciente gobernador, el exdiputado Edwin Rojas, caso contrario le serán confiscado los equipos.

“Esto es un delito cometido por el Sebin y de algunas autoridades regionales, violando incluso el artículo 57 de la Constitución, el cual le da el derecho a los venezolanos de expresarse libremente y hacer uso de los medios de comunicación”, refirió.

Aclaró que el gobernador Edwin Rojas puede hacer uso del artículo 58 de la Carta Magna, permitiéndole el derecho a réplica, “si le molestan las opiniones y denuncias hechas por mi persona como representante del estado Sucre ante el Parlamento Nacional, pero no conexionando a los medios de comunicación con el objetivo de poseer un hegemonía comunicacional en la región”, señaló.

Robert Alcalá advirtió que seguirá denunciando los hechos de corrupción vengan de donde vengan, así como las calamidades que viven los habitantes del estado Sucre y deploró este nuevo zarpazo a la libertad de expresión, e hizo un llamado a todos  los dueños de los medios de comunicación de esa región nororiental del país a no prestarse para violentar el derecho a la información que tiene el pueblo y todos los diputados, dijo finalmente.