En noviembre del 2016 apareció la última entrevista al Dr. Pedro Navarro, un prestigioso y respetado médico tropicalista.  Él daba cuenta del estatus de las enfermedades endémicas en el país. Mostraba que a pesar de la falta de información pública, existen claros datos sobre el resurgimiento de enfermedades erradicadas durante la democracia.

Afirmo que “el paludismo volvió a subir y el año pasado hubo 120 mil casos, lo que significa una tragedia; lo peor es que la cifra va en aumento. Y donde más se presenta es en Tumeremo, municipio Sifontes, estado Bolívar, que aporta el 80% de paludismo en Venezuela”, y que luego es exportado al resto del país, por falta de vigilancia epidemiológica.

Zika, Chikungunya, Dengue, Tuberculosis, Lepra, Difteria, y hasta Malaria infantil por el desplazamiento del núcleo familiar hacia las minas, cuando antes era solamente el hombre. Y todo esto por culpa de este gobierno irresponsable que oculta información, intentado tapar la realidad de un inmenso problema social.

¡Y no hay cifras oficiales, pero tampoco hay medicamentos, ni alimentos, ni hospitales, y el cuadro se hace más dramático! Es lugar común pensar que lo que mata es la enfermedad asociada a la pobreza y a la incapacidad de pagar los medicamentos. Ya la Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de “enfermedades desasistidas”.

El Dr. José Félix Oletta también nos da cuenta de este cuadro dantesco, cuando nos informa que la tasa de mortalidad infantil actual es superior a la de hace 18 años, y la materna es más alta que hace 60 años.

Venezuela vive un holocausto sanitario, que está marcando la vida de los venezolanos, y nos está regresando a los años cuarenta cuando el promedio de vida de los venezolanos no llegaba a los 50 años de edad.

Y por donde usted lo mire, encontrará que esta revolución acabo con los buenos índices de la salud en el país.  En reciente Asamblea en el Colegio de Médicos del estado se planteó la posibilidad, que se cree una comisión que se encargue de recabar datos de la realidad sanitaria para exponerlos a la luz pública y hacer un llamado de alerta a un gobierno indolente que nos está matando a mengua.

 

@rubenlimas