Para comenzar a hablar sobre cómo es militar en AD primero debemos conocer el término “militante”: es aquel que se identifica con los principios ideológicos y programáticos de un partido, participando de manera activa y defendiendo los ideales del mismo, ser un militante va mas allá de una campaña electoral, va mas allá de entregar una propaganda o rayar unas paredes, es formarse para formar. Un militante es aquella persona que está firmemente convencida en cambiar lo que cree puede cambiar, es prestar un servicio y entregarse a una causa.

Haciendo alusión al título de este artículo, paso a explicar : ¿Qué significa ser joven y militar en AD?. Todos sabemos que Acción Democrática fue quien le dio la segunda independencia a Venezuela, fundado en 1941 por un grupo de jóvenes líderes, quienes al igual que nosotros,  perseguían un sueño: convertirse en la voz del pueblo. AD es un partido que tuvo y tiene gran trascendencia en nuestra historia, es por ello que ser joven y militar en Acción Democrática no es cualquier cosa.

Ser joven y militar en AD : es cantar con orgullo el himno que nos dejó el compañero Andrés Eloy Blanco, es levantar nuestra bandera blanca con el logo y emblema de nuestros compañeros Víctor Camejo y Manuel Martínez , es una lucha constante por mantener ese sueño democrático que tuvieron nuestros padres fundadores, es ser los defensores de esas dos siglas que quedaron marcadas con un sello indeleble en el corazón de los venezolanos, es tener plasmado en nuestro pecho un profundo sentimiento partidista, es ser la esperanza y la conciencia de un pueblo. Porque simplemente, hablar de la historia democrática de Venezuela es hablar de Acción Democrática y pertenecer a la juventud de AD es conocer la grandeza y ser herederos del legado de este partido.

En AD hay estatutos que respetar y una disciplina que seguir, pues representamos los nuevos liderazgos pero seguimos la lucha por los mismos ideales con firmeza, responsabilidad y lealtad. Nosotros como nueva generación de adecos/as tenemos la tarea de recuperar y os valores acciondemocratistas, la misión de restablecer los principios socialdemócratas, el deber de convertirnos en verdaderos líderes y el ineludible compromiso de restaurar la democracia en Venezuela.

En definitiva, decidir ser un militante es tener en nuestras manos el destino de nuestra patria y pertenecer a la juventud de AD es inyectarle jovialidad al seno de nuestro partido. Es demostrarle a Venezuela que seguimos aquí y vamos de frente hacía el futuro.

 

Maria Gabriela Guerra

Secretaria de Organización Juvenil de AD El Tigre (Anzoátegui)